Escritura con espada de la fe
...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen

Documento en formato PDF



Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos

Rollo manuscrito antiguo



Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras

e-Sword



Visualice temario de nuestra web

PC de escritorio




Blog de Visitas

Visita nuestro Blog de reflexiones sobre el Creador y Su creación


La Torah o Ley no prohíbe la donación de sangre

por Leonardo Betetto


La Torah nos dice que la vida está en la sangre (Gn. 9:4).

La escritura no instruye sobre la donación de sangre; evidentemente porque por la época que fue dada este tipo de evento no tenía lugar. Lo que la Torah, en sus mandamientos prohíbe, es comer sangre y derramar sangre (Gn. 9:6; Dt. 12:23). Aún la sangre de animales sacrificados, o bien es puesta sobre y/o alrededor del altar, y si así no fuere (es decir, de animal para comer) se cubre con tierra (Lv. 4:7, 7:2, 9:12, 17:13). En caso del derramamiento de sangre humana, desde ya, terminantemente prohibido; esto es, el asesinato o herir al prójimo (éx. 20:13, 21:12-35).

El transferir sangre de un humano a otro, en caso de ser necesario, esto es, para salvar la vida, se encuadra dentro del mandamiento de no matar, preservar la vida, y el amor al prójimo (Lv. 19:18, Mt. 5:43). Es decir, si es posible el dar sangre, esto debe ser hecho eventualmente para evitar que otro pierda la vida.

Luego de faltar cierta cantidad de sangre que da el donante, el cuerpo se encarga de recuperarla paulatinamente de modo de equilibrar el caudal sanguíneo que fluye por el cuerpo.







Google Plus


(c) 2017 Leonardo Betetto - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
debarim.org