...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



Jesús padeció en miércoles, no viernes


por Leonardo Betetto


Inculturación de paganismo


Durante siglos nos han inculcado que Yeshúa/Jesús padeció un "viernes santo", y que resucitó por la madrugada del día domingo, siendo así llamado este "domingo de resurrección". Pero, ¿es realmente lo que nos enseña la Biblia? ¿Qué interés tendría por fin manipular la verdad, y trastornar fechas de tanta importancia? En efecto, los tiempos y la ley han sido trastornados, y en pos de implementar un sistema de adoración falso, pues el sistema religioso imperante tuvo intereses ajenos al amor a la sana doctrina bíblica, y el deseo de seguir los mandamientos de Elohim, los cuales no pueden ser cambiados por ningún otro. La ley da tiempos, y fechas específicas para cada festividad, y Yeshúa no vino a abolirlos, sino a cumplirlos:

Mattityahu/Mt. 5:17 - "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir."

De hecho, Yeshúa a instancias de solicitársele una señal del cielo, para probar que era enviado de Elohim, dijo que a la generación adúltera no se le daría señal del cielo, sino la señal del profeta Jonás:

...12:39 - "...La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches."

El sistema religioso caído, o el sistema de la Gran Ramera que menciona el libro del Apocalipsis, ha trastornado estos tiempos; pero hoy en día contamos con medios para informarnos, y que antes no existían, así como libre acceso al material bíblico, de modo que las mentiras profesadas por la Gran Ramera quedan al descubierto, y se denota su verdadero sentir hacia los tiempos y la ley ordenados en las Santas Escrituras, los cuales oportunamente fueron cambiados en la necesidad de no tener nada que ver con nuestros hermanos judíos, y de conservar festividades y doctrinas que no son de Elohim.

Satanás se deleita en la festividad cristiana del viernes santo, pues se trata de una festividad cien por ciento pagana. Yeshúa, que vino a cumplir con la ley, no podía ni remotamente padecer en viernes santo, entonces, por dos simples razones:

  • Entre el viernes santo y el domingo a la mañana no hay tres días y tres noches, es decir, no se cumple la señal profetizada por el Señor.

  • La Pascua Cristiana no se celebra a instancias en que Yeshúa, nuevamente en cumplimiento de la ley, respetó los tiempos de la Pascua Judía, y de la Semana de los Panes sin Levadura, sino que se corresponde al tiempo de las pascuas paganas.

En otras palabras, está cambiada la fecha de la Pascua, y también la señal del Hijo del Hombre. ¿Quién establecería semejante herejía como algo santo, sino el que se maneja con los deseos del enemigo espiritual? Esto es el paganismo, seguir los deseos del mundo, y del enemigo espiritual.

Un Jesucristo cambiado

A muchos se nos había vendido un Jesucristo distorsionado, que viene a cambiar las fechas, las celebraciones, y que funda inclusive una nueva religión sobre otras bases. Hasta se le dio en sus imágenes un aspecto occidentalizado y grecorromano, todo como parte, una vez más, de no querer parecerse en nada a los judíos. Algunos hasta han dado un aspecto germánico a Cristo, cuando en realidad fue un hombre semita. Mal que les pese, tiene un aspecto judío, cumplió con la ley dada a los judíos, y no cambió para nada lo que fue dado a los judíos.

Yeshúa en realidad padeció un día miércoles, y resucitó el sábado por la tarde, esto es, tal cual dijo, al tercer día, tal como vemos en las Escrituras:

Mattityahu/Mt. 16:21 - "Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día."

...20:19 - "y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará."

Recordemos que el día bíblico, además, comienza por la tarde, y finaliza a la siguiente tarde, es decir, sea la tarde y sea la mañana, un día:

Bereshit/Gn. 1:5 - "Y llamó Elohim a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día."

Por tanto la cuenta se da como sigue:

  • Desde la tarde del miércoles, hasta la tarde del jueves, fue tarde, y fue mañana, un día y una noche.

  • Desde la tarde del jueves, hasta la tarde del viernes, fue tarde, y fue mañana, dos días y dos noches.

  • Desde la tarde del viernes, hasta la tarde del sábado, y fue tarde, y fue mañana, tres días y tres noches.

 


 

La señal de Jonás y la Torah

Por tanto aquí tenemos cumplida al pie de la letra la señal del profeta Jonás. Pero... ¿Cómo hacemos cuadrar esta señal dentro del esquema festivo judío? La festividad de la Pascua Judía comienza el 14 de Abib por la tarde, instancia en que es inmolado el cordero; y esa misma tarde comienza la fiesta de los panes sin levadura (Jag haMatzot), instancia en que se deben comer panes sin levadura, o ázimos, durante el lapso de siete días. El primer día es feriado, y lo es también el último. Asimismo, el domingo, o primer día de semana son las Primicias (Yom haBikurim).

Vayiqra/Lv. 23:5-11 - "En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de YHWH. Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura a YHWH... El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis... traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega. Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de YHWH, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá."

En este pasaje de la Ley vemos muy claro la institución de los verdaderos tiempos dados por Elohim. El catorce de Abib es la Pascua (Pesaj), e inmediatamente esa tarde (nuevo día bíblico) comienza el feriado ordenado. Esto, ubicado a instancias de los padecimientos de Yeshúa, fue el miércoles a la tarde, y ese jueves empezaría el reposo bíblico anual del primer día de los panes sin levadura. Ese día transcurrió sin mayor novedad, más el día Viernes fue un día hábil, razón por la cual las mujeres fueron a comprar, y luego preparar los ungüentos para Yeshúa:

Lc. 23:56 - "Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento."

Es decir, ese día fue hábil, pero comenzaba el reposo semanal o sábado (shabbat), de modo que transcurrió otro día más, hasta que finalmente el sábado por la tarde, inmediatamente comenzó el primer día de la semana, y Yeshúa resucita.

¿Pero no dice la Biblia que Yeshúa resucitó el domingo por la mañana? El pasaje dice lo siguiente:

Mr. 16:9 - "Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena..."

Una trampa desde el griego

Pero no olvidemos que los signos de puntuación no están en el texto griego original, sino que los agregaron siglos después personas que evidentemente creían que Yeshúa había resucitado el domingo por la mañana, pues si cambiamos la puntuación nos queda así:

"Habiendo pues resucitado Jesús ,  por la mañana el primer día de la semana apareció primeramente a María Magdalena..."

Es decir, no resucitó por la mañana el primer día de la semana, sino que apareció a María Magdalena el primer día de la semana.

Por tanto todo se condice, y queda como sigue:

  • Miércoles, o cuarto día de la semana: Yeshúa celebra su cena, pues no estaría para la víspera del Pascua del siguiente día. Al día siguiente (noche de por medio) se inmola el cordero, y es cuando Yeshúa muere en el madero, entre las tardes.

  • Jueves: es el primer día de la semana de la Fiesta de los Panes sin Levadura, y feriado. Solicitan a Pilato que se asegure la tumba hasta el tercer día (Mt. 27:64).

  • Viernes: las mujeres compran especias aromáticas, y preparan todo para ir a la tumba. Reposan desde esa tarde el sábado semanal (shabbat).

  • Sábado (shabbat), o séptimo día de la semana: cumplidos los tres días y las tres noches, la señal profetizada por Yeshúa, siendo el tercer día cumplido, resucita a las 72 horas de haber fallecido, esto es, a las seis de la tarde.

  • Domingo: son las primicias de los primeros frutos, Yeshúa se presenta ante YHWH (Yihwéh: El -que- Estará) como primicia de los muertos resucitados. Por la mañana las mujeres van a la tumba y no está; aparece primeramente a María Magdalena.

¿Qué implicancias tiene todo este testimonio que hemos visto?

1 Cor. 15:1-4 - "Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras."

En la escritura citada vemos clarísimo la fundamental importancia para la salvación que tiene el evangelio de Yeshúa, el cual se centra en la persona de Yeshúa, en su muerte y resurrección al tercer día. La señal del profeta Jonás es parte central del evangelio de la salvación... ¡Sino creísteis en vano!





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org