...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El culto a la Virgen María: una ofensa a Elohim (Di-s)

por Leonardo Betetto



El Catolicismo Romano, o bien los cristianos católicos, rinden culto a la madre de Yeshúa (Jesús), esto es, a María (del hebreo: Miriam).

Este culto también se llama Mariolatría, de: María, y latría (del griego: culto). Otros le llaman veneración, honra, homenaje, etc.

En este documento veremos por un lado qué es lo que nos declara la Biblia sobre María, de manera de no conceptualizar todo lo que la rodea de una forma equivocada, y por otro lado veremos cuales son las prerrogativas que le otorga el Catolicismo Romano, para ver si se corresponden con las escrituras de la Biblia, sobre la persona histórica y real de la cual nos habla la misma, y no toda una maraña de "divinización" que ha hecho el Catolicismo Romano con la reivindicación de la Diosa Madre de antiguo, y que desde luego no tiene absolutamente nada que ver con aquella muchacha judía piadosa. Los católicos suelen decir que los cristianos no católicos no honramos a la madre de Yeshúa, lo cual es falso y una gran calumnia, honrar y sentir afecto por quien fuera la madre de nuestro Señor no significa divinizar y dar culto como a una diosa, a alguien que no lo fue ni es de ninguna manera.

EL ORIGEN Y LA MATERNIDAD DE MARÍA

María fue una muchacha judía emparentada con Elisabet, de la casa de Aarón, esto es, de los sacerdotes. En el libro de Mateo se nos da la genealogía del Señor Yeshúa, instancia en que llega hasta su progenitor inmediato José; se dice el esposo de María, de quien nació Yeshúa, llamado el Cristo. Esta muchacha hebrea estaba desposada con el varón José, de la casa del rey David:

Lucas 1:27 - "a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María."

La muchacha todavía no había tenido relaciones íntimas con su esposo. Este hecho tiene relevante importancia, debido a que la profecía de Isaías sobre el nacimiento del Cristo requería que la muchacha fuera virgen, y que quedaría en cinta; y esto sería por señal (Isaías 7:14).

A continuación damos el resto del relato:

...1:28-35 - "Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Elohim. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Elohim le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Elohim."

Respecto del relato rescatamos las siguientes nociones:

1. La palabra griega donde dice "Salve" es jaíro, que denota la exhortación a ponerse feliz, gozo, alegría. En otras palabras el ángel le dice que se ponga gozosa, tal como traducen otras versiones con mayor precisión como: "Alégrate", estas son la Biblia de Jerusalén, y la traducción del griego de Jüneman.

2. Ella estaba gozando de la presencia de YHWH (Yihwéh: El -que- Estará), siendo favorecida.

3. Dice "bendita tú entre las mujeres". El tener la posibilidad de ser la madre de nada más ni nada menos que Yeshúa, el rey y salvador del mundo, no es una cosa menor, por ello es un caso único entre todas las mujeres que jamás hayan existido, una bendición que le otorgó Elohim.

4. Dice "has hallado gracias delante de Elohim". Aquí en gracias la palabra griega es járis, denotando el acto de recibir favor, donativo. Es importante entender que significa en la Biblia el hecho de recibir gracia ante Elohim, esto es, un acto divino mediante el cual Elohim pone su mirada en el hombre y le concede salvación, donativos, y favores. El hallar gracia de ninguna manera nos hace seres divinos o algo por el estilo, que nos catapulta en un status digno de culto ante el resto de los seres humanos. El hecho que necesitemos de la gracia divina precisamente nos resalta como seres humanos susceptibles de ser mejores, y de recibir de Elohim algo que no tenemos. Si la gracia se dispensara solo hacia personas que la merecen por ser sin pecado concebidos, o algo así, entonces nos salimos del concepto de gracia. El primer ejemplo en la Biblia de hallar gracia lo vemos en Noe: Bershit/Génesis 6:8 - "Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová." Poniendo precisamente en relieve el acto por el cual Elohim dirige su mirada compasivamente ante un hombre que se agració de la salvación de YHWH, y no iba a dejar que pereciera en el diluvio.

5. Se denota el acto sobrenatural por el cual quedaría en cinta, y es precisamente la razón por la que esto sería una señal. Que una mujer a la cual se ha llegado su marido quede en cinta no es una señal, sin embargo si lo es si se mantiene virgen. El espíritu de santidad hizo la fecundación de ambos materiales genéticos, masculino y femenino, sin que mediara el acto sexual.

6. Por esta razón el hijo a nacer sería santo, Hijo de Elohim. Aquí hay una diferenciación en la forma expresiva de las versiones de las escrituras. Veremos algunas más, al margen de Reina Valera 1960:

"...EL Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra, y por esto el hijo engendrado será santo, será llamado Hijo de Dios." (Nacar Calunga).

"...Espíritu santo vendrá sobre ti, y poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, también, lo que nace será llamado santo, Hijo de Dios." (Versión del Nuevo Mundo).

"...El Espíritu Santo descenderá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso, el que nacerá Santo será llamado Hijo de Dios." (Ediciones EUNSA).

Aunque no es el fin del presente, diremos que estas versiones parecen dividir la afirmación de que "sería santo", y por otro lado que sería llamado Hijo de Elohim, y esto es comprensible en cabalidad dado el contexto de lo que significa el ser hijo de Elohim. Recordemos que un rey para Israel recibe como parte de su mandato el apelativo de Hijo de Elohim.

Veamos a su ascendencia como se los llamaba:

2 Shemuel/S. 7:14 - "Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo..."

Salmo 2:7 - "Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú..."

Hebreos 5:5 - "Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy."

Hijo de Elohim es un título que reciben los reyes de Israel, más aún lo distintivo de Yeshúa en relación a los demás reyes que fueron sus padres. Es obvio que no se refiere a la concepción virginal, sino a palabras que Elohim mismo dirige a su amado con motivo de constituirlo sobre la creación. Y esto lo acotamos para descartar la noción de que el Cristo es llamado Hijo de Elohim porque se unió con la muchacha llamada María. Esto es una concepción mitológica y herética de lo que en realidad ocurrió, y vemos en las escrituras. Por tanto maría no es madre con el espíritu santo, dejando a un lado a José, sino que milagrosamente actuó como agente fecundador sobrenatural entre el ADN de José y de María. Que Yeshúa es hijo biológico y legítimo de José lo confirma el hecho de que las genealogías en la Biblia son todas vía paterna.

Al respecto consultar: www.debarim.org/jose.htm

Luego vemos el siguiente acontecimiento cuando visita María a Elisabet:

Lucas 1:41-49 - "Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo, y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Porque tan pronto como llegó la voz de tu salutación a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor. Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Elohim mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones. Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; Santo es su nombre..."

En ese momento Elisabet fue llena del espíritu de santidad, y exclamó la condición de bendita de María por la misión tan digna que fue el llevar en el vientre, nada más y nada menos que al salvador y rey del mundo. Paso seguido María exclama unas palabras, diciendo que su espíritu se regocija ante Elohim su Salvador. Esto pone en relieve la condición de persona redimida por el poder de Elohim que fue, pues si Elohim fue su salvador es porque necesitó salvación. El recibir la misión de ser la madre de Yeshúa era sin duda una muestra de esa salvación que había manifestado Elohim hacia ella. Luego dice que la llamarían: bienaventurada todas las generaciones, denotando esta misión especial, y lo favorecida que fue de la gracia divina.

LUEGO DE YESHÚA MARÍA CONTINUÓ TENIENDO HIJOS E HIJAS

Las escrituras nos muestran que María continuó teniendo hijos:

Mattityahu/Mateo 13:54-56 - "Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?"

Hechos 1:14 - "Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos."

Gálatas 1:19 - "pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor."

Evidentemente María tuvo más hijos, los hermanos y hermanas de Yeshúa, esto es, su virginidad se limitó a la instancia del nacimiento del Cristo, para luego continuar teniendo hijos de la forma convencional.

QUÉ NOS DIERON A ENTENDER EL MISMO YESHÚA Y SUS APÓSTOLES

Si María hubiera tenido alguna prerrogativa especial por el acto de ser la dichosa madre del Señor, evidentemente alguien como es Yeshúa nos lo hubiera aclarado. Sin embargo en cierta ocasión sucede lo siguiente:

Lucas 11:27-28 - "Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Elohim, y la guardan."

De hecho, Yeshúa le llamaba "mujer", no "Santa Madre" o "Santísima Virgen", o "Santa Madre de Elohim":

Yojanán/Juan 2:3 - "Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora."

Luego, ninguno de los discípulos o apóstoles de Yeshúa vuelven siquiera a mencionar a María, y esto es notorio, pues oportunidades no faltan. En las salutaciones y doxologías de las cartas jamás se dice algo como hacen los católicos "...y a la Santísima Virgen María", o algún otro tipo de invocación que involucrara culto o veneración a María. Siempre de mencionan el nombre del Señor Yeshúa, y por supuesto el Elohim Padre. No existe ni remotamente tal veneración reflejada en las escrituras.

QUÉ DICE LA IGLESIA CATÓLICA SOBRE MARÍA

Ahora analizaremos el compendio doctrinal Catecismo de la Iglesia Católica, de modo de ver y analizar lo que dicen sobre María, y ver si alguno de los atributos y prerrogativas asignados por esta religión se corresponden con las escrituras de la Biblia.

1. La Iglesia Católica asigna como primer prerrogativa a María una que se denota en su nombre, esto es, "Virgen".

CIC #499 - "La profundización de la fe en la maternidad virginal ha llevado a la Iglesia a confesar la virginidad real y perpetua de María (cf. DS 427) incluso en el parto del Hijo de Dios hecho hombre (cf. DS 291; 294; 442; 503; 571; 1880). En efecto, el nacimiento de Cristo "lejos de disminuir consagró la integridad virginal" de su madre (LG 57). La liturgia de la Iglesia celebra a María como la "Aeiparthenos", la "siempre-virgen" (cf. LG 52)."

Según enseñan en dicha religión, María permaneció virgen toda su vida, y esto como vimos, sin sustento en la Biblia (pues tuvo más hijos), y para cumplir con un propósito de santidad que ellos mismos han establecido en sus estándares. Nada en la justicia de Elohim siquiera sugiere que María tendría que continuar siendo virgen luego del nacimiento de Yeshúa. Esto no tiene importancia en la consumación de la salvación de los hombres. Naturalmente, en apoyatura para esta doctrina citan sus concilios y concertaciones de hombre, pues la Biblia apoya todo lo contrario.

Según comentan en el Catecismo, estos hermanos que tuvo Yeshúa no son hijos de María, sino hermanos por parentela, ya que en la Biblia también se llaman hermanos a los primos, sobrinos, y otros. Pero no hay nada que nos lleve a desviar a esta noción en la escritura que citamos, donde se menciona a sus hermanos, y hermanas, y a María, es decir, la familia directa.

2. La prerrogativa de madre espiritual de muchos hermanos:

CIC #501 - "Jesús es el Hijo único de María. Pero la maternidad espiritual de María se extiende (cf. Jn 19, 26-27; Ap 12, 17) a todos los hombres a los cuales, El vino a salvar: "Dio a luz al Hijo, al que Dios constituyó el mayor de muchos hermanos (Rom 8,29), es decir, de los creyentes, a cuyo nacimiento y educación colabora con amor de madre" (LG 63)."

Lo primero que dice es falso, como constatamos en el punto #1, Yeshúa no fue el hijo único de María, no hay nada de deshonroso en este hecho. Luego que hay una maternidad espiritual para todos los hombres, cita las siguientes escrituras:

...19:26-27 - "Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa."

Como se aprecia en el pasaje de Juan al cual refiere el Catecismo, dice: "He ahí a tu madre". En ningún momento les dijo a todos los discípulos y creyentes que allí estaba su madre, y menos que esa maternidad pueda perpetrarse luego de haber muerto María, pues los muertos, muertos están hasta que resuciten (Ec. 9:5).

Luego citan:

Ap. 12:17 - "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Jesucristo."

Citan este pasaje donde ni remotamente se refiere a María. La mujer en este caso, al igual que muchos pasajes de las escrituras, es una alegoría de la nación de Israel.

Vemos esta realidad de la alegoría en el pasaje anterior:

... 12:6 - "Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Elohim, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días."

Y esta es una referencia a la huída de Israel al desierto, cuando sea perseguida por el dragón o Satanás. También se menciona luego la descendencia de ella, los cuales son los que guardan los mandamientos de Elohim, y tienen el testimonio de Yeshúa:

.... 12:13-17 - "Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Jesucristo."

Y el dragón aún no ha sido arrojado a la tierra. Dice que la mujer es perseguida luego que éste es echado por tierra, lo cual se ha logrado por medio de la sangre del Cordero, por lo que descarta que esta persecución pudiera eventualmente ser la que se hizo contra Yeshúa cuando la matanza de los niños. También dice que persigue a la mujer que ha dado al hijo varón, cuando en realidad el objetivo cuando la matanza de los niños era el hijo varón, no la mujer, de modo que nuevamente se demuestra que es una alegoría de la nación de Israel. Tampoco se menciona en la Biblia que los verdaderos creyentes que guardan los mandamientos y tienen el testimonio de Yeshúa sean descendientes de María. Todo lo cual demuestra que el Catecismo tiene por objeto pasajes bíblicos que no sustentas sus doctrinas. Pero claro... Así citados, sin un análisis, dan la impresión a más de uno que tienen sustento sus doctrinas en la misma Biblia. Hacer referencias de esa forma no nos dice nada sobre la veracidad de una creencia en relación a las escrituras.

Después citan a Romanos 8:29, donde Pablo nos comenta que Yeshúa es el primogénito de muchos hermanos. Bueno, esta es otra eiségesis (hacer decir a la Biblia lo que no dice). Yeshúa es el primogénito de la creación de Elohim, como hijo de Elohim, ¡no como hijo de María! De modo que el resto de los creyentes se constituyen en hermanos de Yeshúa e hijos de Elohim por el espíritu de santidad que mora en ellos, no porque se constituyan hijos de María.

Gálatas 4:6 - "Y por cuanto sois hijos, Elohim envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!"

Se ve a las claras que somos hermanos de Yeshúa por ser hijos de Elohim, no de la Virgen María.

3. La inmaculada concepción de María

Continúa el Catecismo Católico:

CIC #491 - "A lo largo de los siglos, la Iglesia ha tomado conciencia de que María "llena de gracia" por Dios (Lc 1, 28) había sido redimida desde su concepción. Es lo que confiesa el dogma de la Inmaculada Concepción, proclamado en 1854 por el Papa Pío IX: ... la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda la mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano (DS 2803)."

#492 - "...El Padre la ha "bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo" (Ef 1, 3) más que a ninguna otra persona creada. El la ha elegido en él antes de la creación del mundo para ser santa e inmaculada en su presencia, en el amor (cf. Ef 1, 4)."

Menciona el pasaje de Lucas 1:28 donde se dice que María fue llena de gracia, lo cual es cierto, porque se menciona en la escritura que es bendita entre las mujeres, esto es, favorecida por ser elegida para ser la madre del Cristo, pero esto parte de un acto de misericordia de Elohim. Luego, también dice la escritura que Elohim es su salvador (Lucas 1:47), lo cual muestra que necesitó de la salvación del Creador, como todo ser humano. Luego menciona que había sido preservada inmune de toda mancha desde su nacimiento, en especial de lo que el Catolicismo llama "pecado original". Pero lo que no menciona es que este es un privilegio del que gozan todos los que han sido redimidos por los méritos de Yeshúa:

1 Yojanán/Juan 2:12 - "Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre."

Es decir, aquel que es recibido en la misericordia de Elohim que es en Cristo Yeshúa, es limpiado completamente de toda mancha que tuviera.

Luego hacen referencia a Efesios 1:3, donde dice:

"Bendito sea el Elohim y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo."

Y aquí está hablando el apóstol de toda la asamblea de creyentes, de modo que usar el pasaje para referirse a María, es evidentemente incompleto. Este es el caso, toda la iglesia está absolutamente limpia por Yeshúa, no solo María.

Y continúa en la carta de Pablo a los Efesios:

Efesios 1:4 - "según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él."

En otras palabras, la iglesia católica asigna a la Virgen María una prerrogativa de la que son parte en realidad todos los creyentes verdaderos, que también en la Biblia son llamados "santos" (Judas 1:3, 1 Tim. 5:10, 2 Tes. 1:10, 5:27).

4. La prerrogativa de ser causa de la salvación de todo el género humano

CIC #494 - Ella, en efecto, como dice S. Ireneo, "por su obediencia fue causa de la salvación propia y de la de todo el género humano"...

Pero la Biblia nos comenta que la salvación es enteramente un don de Elohim:

Efesios 2:8 - "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Elohim."

Y la salvación, más aún, es causa de Cristo, no de María:

Romanos 3:23-26 - "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Elohim, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Elohim puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús."

El pasaje refuta las doctrinas católicas que hemos estado citando:

a. Dice que todos pecaron, incluyendo María, porque sino no sería "todos".

b. Siendo justificados gratuitamente por su gracia, es decir, no hay méritos de María para dicha salvación.

c. La redención es en Cristo Yeshúa, no en María.

d. Por medio de la fe en su sangre, no por medio de María.

e. Pasó por alto los pecados pasados, lo cual muestra de nuevo que todos los creyentes están libres de pecado luego de ser salvos.

f. Una vez más, que la justificación depende de la fe de Yeshúa, por tanto es Elohim mediante Yeshúa que salva al género humano, no María.

5. La prerrogativa de Madre de Elohim (Di-s)

CIC #963 - Después de haber hablado del papel de la Virgen María en el Misterio de Cristo y del Espíritu, conviene considerar ahora su lugar en el Misterio de la Iglesia. "Se la reconoce y se la venera como verdadera Madre de Dios...

El razonamiento de la Iglesia Católica para esta afirmación, es de que es la madre de Yeshúa, de modo que siendo Yeshúa Elohim, entonces ella es la madre de Elohim. Pero esto es una falacia, ya que tiene una componente falsa en su deducción, a saber, que Yeshúa sea Elohim. Los trinitarios creen que Elohim es tres personas divinas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Esta doctrina no está en la Biblia, de modo que Yeshúa no es Elohim, por tanto tampoco María es madre de Elohim, pues Elohim no tiene madre. Si Yeshúa fuera Elohim lo habría dicho el mismo, pero el dijo claramente que el único Elohim es su Padre (Juan 17:3), y que además el Padre es su Elohim (Ap. 3:12).

Al respecto consultar sobre la herejía de la Trinidad en: www.debarim.org/trinidad.htm

6. La prerrogativa de la Asunción y Reinado del Universo

CIC #966 - "Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada libre de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo...

No existe evidencia Bíblica de una asunción de María a los cielos, y menos que se constituya en Reina del Universo. El universo tiene únicamente un Rey eterno, que es el Padre (Jer. 10:10), y a su vez alguien a quién ha sujetado todas las cosas (Heb. 2:8), que es el Rey de reyes Yeshúa (Ap. 19:16).

La única mención en la Biblia a una Reina del Cielo no tiene ni remotamente que ver con María, aquella humilde muchacha judía, sino con un ídolo al cual se desviaban los israelitas de antaño; una diosa muy adorada en la antiguedad por todos los pueblos, razón por la cual Elohim es provocado por dicho culto:

Yirmeyahu/Jeremías 7:18 - "Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira."

LA DOCTRINA DE MARÍA COMO MEDIADORA

Los católicos enseñan que María es mediadora entre Elohim y los hombres. Veamos una vez más como lo dice el Catecismo Católico:

CIC #970 - "La misión maternal de María para con los hombres de ninguna manera disminuye o hace sombra a la única mediación de Cristo, sino que manifiesta su eficacia. En efecto, todo el influjo de la Santísima Virgen en la salvación de los hombres ... brota de la sobreabundancia de los méritos de Cristo, se apoya en su mediación, depende totalmente de ella y de ella saca toda su eficacia" (LG 60). "Ninguna creatura puede ser puesta nunca en el mismo orden con el Verbo encarnado y Redentor. Pero, así como en el sacerdocio de Cristo participan de diversa manera tanto los ministros como el pueblo creyente, y así como la única bondad de Dios se difunde realmente en las criaturas de distintas maneras, así también la única mediación del Redentor no excluye, sino que suscita en las criaturas una colaboración diversa que participa de la única fuente" (LG 62).

Y es aquí donde debemos destacar dos cosas:

a. María en este momento yace en su sepulcro, como todo ser humano que ha experimentado la muerte. Será vuelta a la vida tras la resurrección de los muertos (Ap. 20:4). De modo que hacer formar parte de una actividad, sea terrenal como celestial a un ser fallecido, es claramente una falsa doctrina.

b. Una vez más, la doctrina católica pone en relieve una realidad de la que son parte todos los verdaderos creyentes redimidos por la sangre del Cristo. Los santos participan en el sacerdocio de Cristo, pudiendo interceder unos por otros, de modo que este tipo especial de mediación la tienen todos. Y por supuesto de los santos que estén vivos, hacia los que estén vivos (Gn. 20:7, Fil. 1:4, Col. 4:12), no de los muertos hacia los vivos, tal como la fallecida María.

EL CULTO A LA VIRGEN MARÍA

Continúa el Catecismo Católico:

CIC #971 - "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada" (Lc 1, 48): "La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano" (MC 56). La Santísima Virgen "es honrada con razón por la Iglesia con un culto especial. Y, en efecto, desde los tiempos más antiguos, se venera a la Santísima Virgen con el título de `Madre de Dios', bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes en todos sus peligros y necesidades... Este culto... aunque del todo singular, es esencialmente diferente del culto de adoración que se da al Verbo encarnado, lo mismo que al Padre y al Espíritu Santo, pero lo favorece muy poderosamente" (LG 66); encuentra su expresión en las fiestas litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios (cf. SC 103) y en la oración mariana, como el Santo Rosario, "síntesis de todo el Evangelio" (cf. Pablo VI, MC 42).

El ser bienaventurado, bendito, bendecido, exaltado, y hasta venerado y honrando, de ninguna manera nos hace objeto de culto. El culto está reservado únicamente para el Padre de nuestro Señor Yeshúa, como el mismo nos dice:

Mattityahu/Mateo 4:10 - "Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Elohim adorarás, y a él sólo servirás."

Y la palabra en griego donde dice "servirás" es latreúo, que designa precisamente lo que menciona el Catolicismo: culto. Nótese por favor que ni siquiera el mismo Yeshúa le dijo a Satanás que se debería dar culto a el mismo como si fuera Elohim, sino que destaco que SOLO al Padre se le debe dar culto. De manera que el dar culto a la Virgen María, e inclusive al Verbo encarnado, es un acto de idolatría, severamente condenado por Elohim, y por ende una gran ofensa hacia su persona.

Y Yeshúa le cita precisamente a Satanás la escritura de la Torah o Ley donde dice:

Debarim/Dt. 6:13 - "A Jehová tu Elohim temerás, y a él solo servirás, y por su nombre jurarás."

Dice que bajo la protección de la Virgen María se acogen los fieles suplicantes, siendo esto una actitud y doctrina que denota a todas luces que la Virgen es tratada con el status de diosa, pues solo los dioses reciben oraciones y súplicas. Ningún ser humano fallecido puede recibir oraciones, pues esto es algo exclusivo en la relación con Elohim. Yeshúa mismo nos enseñó a orarle al Padre, ni siquiera nos enseño que pudiéramos orarle a él mismo.

Seguidamente el catolicismo dice que el culto a la Virgen es un culto diferenciado del culto de adoración que se le da al Verbo Encarnado, al Padre, y al Espíritu Santo, esto es, a la Trinidad que ellos adoran.

Respecto de ello diremos:

a. No existe tal trinidad. El adorar al Hijo es idolatría, pues el mismo Hijo nos enseñó que solo al Padre se debe adorar, y además el espíritu santo no es una persona que es Elohim, como afirman los trinitarios, de modo que adorar a una tercera persona divina que es Elohim es adorar otro ídolo, y por tanto un acto de idolatría cien por ciento.

b. En las escrituras no se nos enseña que hayan niveles o tipos de culto. Simplemente se nos dice que hay un culto, o veneración religiosa, y eso es todo. Por tanto al afirmar el Catolicismo que a la Virgen da un culto diferente a Elohim está camuflando su idolatría.

EL CULTO A LA VIRGEN MARÍA ES LA REIVINDICACIÓN DEL CULTO A LA DIOSA ANTIGUA

Los católicos por supuesto jamás admiten esta realidad, pues a pesar de sus cuantiosos e inútiles argumentos en favor de sus idolatrías, nos dirán que ellos veneran a la Virgen, no que la adoran como a Elohim. Ya vimos lo que significa todo eso.

El culto a la Virgen María es la resurrección de un culto de miles de años en el paganismo, que es el culto a la DIOSA, la cual ha estado presente en los corazones idólatras desde siempre.

Vimos que el tratar de apoyar en la Biblia este culto deshonesto es absolutamente inútil, y que las maniobras de la Iglesia Católica para manipular las escrituras de la Biblia son obvias y evidentes.

En el Nuevo Testamento se nos menciona a la diosa Diana, adorada en Efeso:

Hechos 19:27 - "Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero. Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: ¡Grande es Diana de los efesios!"

También ya citamos a la Reina del Cielo, adorada inclusive por los israelitas apóstatas:

Yirmeyahu/Jeremías 44:19 - "Y cuando ofrecimos incienso a la reina del cielo, y le derramamos libaciones, ¿acaso le hicimos nosotras tortas para tributarle culto, y le derramamos libaciones, sin consentimiento de nuestros maridos?"
 


La Reina del Cielo de los Católicos

 

Diana

 

El culto a la Madre con el Hijo

 

Vemos en la foto el culto a la Madre con el Hijo, cuya existencia se remonta a diversas culturas en todo el mundo. También al igual que nos menciona en la idolatría el pasaje de Jeremías, hoy en día se siguen haciendo tortas a la diosa (reivindicada como la Virgen), en diversas festividades.

 

Torta de la Virgen

 

También existen vírgenes patronas de distintas cosas y aspectos de la vida, distribuidas por todo el mundo, donde es típico, como en toda idolatría, erigirles imágenes y santuarios. Esto también se hacía de antiguo (antes del Cristianismo), donde existía el culto a "Nuestra Señora de..."; por ejemplo: Nuestra Señora de los Mares.

 

Virgen de la Carrodilla, patrona de los viñedos en Mendoza, Argentina

 

Virgen de Guadalupe en Méjico
 





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org