...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La Santísima Trinidad no es Elohim (Di-s)

por Leonardo Betetto


Filosofía griega, no Biblia

El cristianismo apóstata adora una deidad que llama "La Santísima Trinidad". En este caso, que son "tres personas" en un mismo Elohim: Elohim Padre, Elohim Hijo, y Elohim Espíritu Santo, co - iguales, co - eternos, y co - substanciales (del griego homouseos: de la misma sustancia).

Para entender la idea, basta con asociarla con conceptos de matemáticas, o la teoría de conjuntos, esto es: 10 (1, 1, 1) = 10, 10, 10; esto es, Elohim (Padre, Hijo, Espíritu Santo) = Elohim Padre, Elohim Hijo, Elohim Espíritu Santo. Algo así también como el caso del: Agua (solido, liquido, gaseoso) = Agua sólida, Agua líquida, Agua gaseosa (vapor). ¿No es esto una fórmula? ¡Si que lo es! De hecho, procede de la filosofía griega, no de la escritura. Esta concepción filosófica se basa en que una sustancia es susceptible de ser manifestada en tres estados distinguibles o vibratorios, a saber: sólida-emanante, dinámica-ejecutiva, y mutable-ejecutiva/emanante. Así como el movimiento: circular, rectilíneo, y de ambos, que es el movimiento helicoidal. Por tanto según el cristianismo apóstata, el Poderoso también tendría esta conformación. Dicen que existe una sustancia (gr. ouseos) divina de la cual son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (el mencionado homuseos); y que cada uno la manifiesta de una forma diferente.

Veamos qué dice el Catolicismo Romano:

Catecismo Católico #251 - "Para la formulación del dogma de la Trinidad, la Iglesia debió crear una terminología propia con ayuda de nociones de origen filosófico: "substancia", "persona" o "hipóstasis", "relación", etc. Al hacer esto, no sometía la fe a una sabiduría humana, sino que daba un sentido nuevo, sorprendente, a estos términos destinados también a significar en adelante un Misterio inefable, "infinitamente más allá de todo lo que podemos concebir según la medida humana" (Pablo VI, SPF 2)."

El Catolicismo Romano dice que incorpora nociones de origen filosófico, y para camuflar el asunto dice que es una terminología, no una doctrina. Por si el lector se sintiera movido a pensar inmediatamente que estaba haciendo algo que no se condice con la palabra ya dada en la escritura (pues es una doctrina posterior a ésta), aclaran que al hacer tal cosa no se sometía la fe a una sabiduría humana, sino que aparecería un nuevo sentido, "sorprendente".

Dicen también a la hora de cotejar esta noción, que sería un misterio difícil de comprender, pues muchos fieles que indagan sobre el asunto se dan cuenta que en efecto así es, resulta una doctrina bastante extraña e incomprensible para algo que de acuerdo a la escritura es extremadamente simple, y maravilloso a la vez.

Qué nos dice Yeshúa (Jesús) mismo:

Jn. 17:3 - "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Elohim verdadero, y a Yeshúa, el Mesías, a quien has enviado."

En materia conceptual, y considerando que inclusive Moisés hasta habló cara a cara con Elohim: ¿Había necesidad de redefinir Quién es Elohim? De hecho, Yeshúa mismo nos declara que el único Elohim verdadero es su Padre ¿Necesitamos más palabras?

Deberíamos dividir los tantos de modo de ser claros:

#1 El  "Elohim Santísima Trinidad" no es difícil de entender matemáticamente; es sumamente sencillo asimilar el concepto; puesto que debido a la influencia del paganismo, y la filosofía, el cristianismo ha aplicado una formula matemática para explicar quien es Elohim. Ése no es Elohim, el Cual no es definible en esos términos. Lo susceptible de ser descrito así es la creación, no el Creador. Pero como el hombre sin fuerte base en la escritura está habituado a pensar de ese modo, lo entiende al instante. El problema tras todo esto lo veremos en el punto #3.

#2 Elohim se identificó a personas designadas de Su poder, y dijo con una claridad meridiana Quién es; no hacía falta ni remotamente que filósofos, y teólogos de base pagana definieran de qué se trata este fundamental tema.

Para ver respecto de este asunto iremos a donde Él Mismo se da a conocer:

Éx. 3:14 – “Yo Soy el que Estoy, respondió Elohim a Moisés… Y añadió: Así dirás a los israelitas: “Yo Estoy” me ha enviado a ustedes.”

Como se puede ver, el Elohim único dice que Él Está. En ningún momento dio la definición que da el cristianismo apóstata a lo que adora. Elohim no dijo: Nosotros Estamos; pues "Yo" no puede ser nunca un colectivo de personas Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Yo es yo, nosotros es nosotros, ellos son ellos; una cuestión elemental, y fuera de toda discusión.

YHWH (Yihwéh: El -que- Estará) Elohim es Uno:

Dt. 6:4 - "Escucha Israel: YHWH nuestro Elohim, YHWH [es] Uno".

O sencillamente lo hubiera dicho; pues tratándose de Su propio pueblo, y hablando cara a cara con su siervo Moisés, era de esperarse. Hubiera dicho: Nosotros somos la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, o... Yo soy la Primera/Segunda/Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Pero eso es evidente que no lo dijo nunca.

Isaías 40:25-26 - "¿A qué, pues, Me haréis semejante o Me compararéis? dice el Santo. Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta Su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de Su fuerza, y el poder de Su dominio."

Lo que dicen los profetas

El Santo de Israel pregunta a qué lo compararemos o haremos semejante. Por tanto, desde ya, resulta innecesario armar alguna teología o terminología de origen en la filosofía, pues Él dice con pocas y claras palabras quién es; y lo dice "Él"; pues se refiere a Si Mismo como "Me", no "Nos"; por tanto no hay inefable misterio aquí más allá de lo que con una transparencia absoluta dice la Torah: "YHWH es Uno".

Semejante, en este caso es la palabra hebrea dama; que designa precisamente procurar hacer a alguien o algo en similitud de otra cosa, o alguien más. Elohim pregunta dando a entender que esto no es posible, ¿A quién Le haremos semejante? Por tanto asociar a Elohim a una "trinidad" que crea una similitud con el comportamiento de las sustancias creadas, no es lícito según Su palabra; es decir, es una vil e inicua mentira disfrazada de piedad.

¿Acaso cambia YHWH?

Mal. 3:6 - "Porque Yo YHWH no cambio..."

En efecto, Él no cambia; los que cambian son los hombres y sus teologías.

Se deforma en general el significado del término hebreo Elohim, y Ejad (Uno/Único). Se dice que Elohim es una palabra en plural en hebreo (Elohim), por tanto es tres personas en uno. Esto es incorrecto, pues Elohim no denota pluralidad de seres o de personas, ni de personalidades, sino de poderes, y es aplicado a un solo ser. Allí es cuando mete la mano nuestra filosofía griega con su base del uno y los muchos. Una sustancia en tres manifestaciones. En cuanto a Elohim, en hebreo se suele usar este tipo de intensificación mediante el plural. Tal es así que Mosheh alcanzó el título de Elohim. Sin embargo Moisés no fue una trinidad ni nada similar. En hebreo se usa este plural de intensificación, como también se hace con la palabra usada para cielo, que es shamayim. En este caso se dice "cielos"; así como también es para aguas: mayim. Ejad no es "uno" como una unidad "de personas", sino único, un solo ser. No hay pluralidad en Él ni de personas, ni de personalidades, sino de poderes, esto es, concentra todo poder en Él Mismo. Por eso también se puede traducir Elohim como: Grandísimo o Poderosísimo.

#3 Lo que definitivamente hace a este tema imposible de entender, es cuando el sincero creyente procura justificar dicha noción con las escrituras; donde se denota esta unidad de Alguien que se define como Yo, no como nosotros.

Esta doctrina de la Trinidad, fue elaborada por los filósofos en forma progresiva, siendo instituida con fuerza de dogma so pena de herejía allá por el siglo IV, y en un entorno ajeno a la escritura. Es decir, no es el Elohim de Yeshúa. De hecho, hay trinidades en el paganismo, tal como "la Diosa Triple Celta", "la Trinidad pagana de Teutates, Esus y Tarán", "Piromi de los Egipcios", "la Trinidad Hindú: Brahma, Shiva y Vishnú", la de la Nueva Era: "Inteligencia Activa, Voluntad, Sabiduría", etc. Todas éstas se basan en que, al igual que la Santísima Trinidad cristiana apóstata, se aplica un modelo matemático a la deidad en cuestión; e inclusive se los puede considerar como tres dioses por separado. El cristianismo apóstata no le dirá esto, pues se declara como religión "monoteísta"; pero han aplicado este concepto base al tal Elohim que adoran; y es un principio que, repito, responde a un paradigma del tipo metafísico-matemático.

Modelos paganos de trinidades


 

La Santísima Trinidad, adorada por el Cristianismo



La Trinidad Hindú: Brahma, Shiva y Vishnú

 

La Diosa Triple Celta

 

La Trinidad Divina de la New Age (Nueva Era)

¿Qué hay de la filosofía?

Precisamente en la misma escritura se nos advierte de no ser engañado por la filosofía:

Colosenses 2:8 - "Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo."

¿También claro, verdad? Pablo nos advierte que nadie nos engañe con filosofías, tal cual lo hace el cristianismo apóstata. Estas son precisamente huecas sutilezas de las tradiciones, y no es según Cristo, pues éste nos dice con mucha claridad Quien es el Elohim verdadero, esto es, su Padre y su Elohim.

Ap. 3:12 - "Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Elohim, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Elohim, y el nombre de la ciudad de mi Elohim, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Elohim, y mi nombre nuevo."

En la escritura anterior, el mismo Cristo glorificado nos comenta reiterada veces que el Padre es su Elohim, por tanto el no es el Elohim.

Por su parte, Yeshúa mismo se hace un Elohim (Jn. 10:33), pero este título lo reciben muchos seres a quienes viene el Elohim el Padre, tal como lo fue Moisés (Ex. 7:1), y los jueces (Sal. 82:6). También diremos que tres personas divinas no son un mismo Elohim, sino que son tres Dioses, es decir, tres Elohim.

Objeciones:

1. En Génesis Elohim habla como "nosotros", por tanto son tres personas en un mismo Elohim:

Que el pasaje de Génesis 1:26 se refiera a "nosotros" no implica que Elohim sea una Santísima Trinidad, sino que el Elohim le está hablando a sus ángeles; en su defecto, a uno muy especial, quien es Su Palabra (Jn. 1:1).

2. El pasaje de Juan 1:1 dice que la Palabra era Elohim:

El pasaje está traducido tendenciosamente en muchas traducciones, por ello otras vierten acertadamente:

Juan 1:1 - "En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Elohim, y la Palabra era un Elohim." (Versión del Nuevo Mundo).

"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Elohim, y el Verbo era Elohim." (Reina Valera 1960).

En griego no hay forma de usar "un" de la manera que podemos traducir, inclusive muchas traducciones omiten el término "el", donde se indica que la palabra (que es un Elohim), estaba en el principio con el Elohim.

Por tanto la expresión nos dice: "En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con el Elohim, y un Elohim era la palabra".

Se dice que esta palabra era en el principio con Elohim, y que todo fue hecho por medio de Ella, dándosenos a entender que precisamente este Elohim es el medio por el cual Elohim hizo el universo (Hebreos 1:2).

3. Pablo dice en Filipenses (Fil. 2:6) que Yeshúa era igual a Elohim:

Veremos el pasaje según distintas versiones:

"el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse..." (Reina Valera 1960).

"quien, aunque existía en la forma de Dios, no dio consideración a una usurpación, a saber, que debiera ser igual a Dios."
(Versión del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová).

"El cual siendo en forma de Dios, no tuvo por rapiña ser igual a Dios..."
(RV1865).

"El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios."
(Biblia de Jerusalén).

"...quien siendo a la imagen de Dios no consideró el aferrarse a ella, siendo que es igual a Dios..." (Traducción de la Peshitta).

"quien, en forma de Dios subsistiendo, no rapiña consideró el ser igual a Dios..."
(Versión de Junemann).

Se puede traducir desde el griego:

"...siendo en forma de un Elohim, no consideró una usurpación el ser igual a un Elohim..."

Es decir, Yeshúa era de la condición de un Elohim. La palabra griega es morfé, que designa forma, esto es, un ser celestial. Pero el no consideró que debiera aferrarse al ser un Elohim, sino que se despojó a si mismo. Pero esto nada tiene que ver con que Yeshúa sea igual al Elohim, ni que exista una trinidad.

4. Yeshúa dice que él y el Padre son uno (Juan 10:30):

Yeshúa no nos está declarando que sea un mismo Elohim con el Padre, y el espíritu santo, sino que nos está declarando que son de un mismo espíritu, precisamente el espíritu de Elohim, pues Yeshúa tiene los siete espíritus de Elohim morando con él (Ap. 5:6).

5. Yeshúa es acusado de hacerse Elohim por declarar que era Hijo de Elohim, por tanto el es Elohim en una trinidad:

Esto es otro falso argumento, pues los hijos de Elohim son llamados Elohim, tal como lo declara el Salmo 82 versículo 6. Pero son Elohim con existencia independiente al Padre, eso es, el Padre es el único y verdadero Elohim, y existen otros Elohim, hijos de Elohim, tanto seres celestiales, y también hombres, tal cual declara el mismo Salmo 82. Moisés fue Elohim, sin embargo no por eso igual al Elohim el Padre.

6. El evangelio de Mateo dice que se ha de bautizar en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo:

La versión hebrea de Mateo no dice eso, pues la frase ha sido agregada a los textos griegos mucho después de ser confeccionado dicho evangelio. De allí que todas las traducciones a los diferentes idiomas tomadas de los textos griegos escriban dicha fórmula bautismal, pero sabemos por el texto hebreo que no se dijo eso, sino "en mi nombre", es decir, de Yeshúa, lo cual cuadra con el resto de las escrituras, donde se nos dice que la inmersión es en el nombre de Yeshúa (Hechos 2:38).

7. En el libro de los Hechos Pedro dice lo siguiente:

Hechos 5:3 - "Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al espíritu santo, y sustrajeses del precio de la heredad?"

Se dice que si se le miente al espíritu de santidad, por lo tanto es una tercera persona divina que es Elohim.

El afirmar algo así es una especulación, pues el espíritu de Elohim es su presencia en poder en este mundo, de modo que el mentir al espíritu santo es mentir al mismo Elohim.

Analogía: alguien puede decir algo a los ojos de un hombre, pero eso no significa que los ojos sean una persona aparte del mismo, y que juntos formen una misma persona. Simplemente mentir a los ojos es mentir al hombre, pues los ojos son la presencia del hombre mismo. Así también, entonces, el espíritu es Elohim mismo porque es el espíritu de Elohim, no Elohim.
 





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org