...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La tentación de Jesús (Yeshúa) en el desierto

por Leonardo Betetto


La necesidad de una tentación en el plan de la redención

Yeshúa haMashíaj (Jesucristo), nuestro Salvador y Rey Mesías, fue llevado al desierto para ser tentado por hasatán/Satanás. Usted se preguntará: ¿Pero esto no es algo que indica estar supeditados a la fuerza y disposición de Satanás mismo? No olvidemos que Satanás tiene un marco de acción, y un tiempo de acción que ha sido prefijado por YHWH (Yihwéh: El -que- Estará) Mismo, nada escapa a Su potestad y soberanías absolutas. Elohim no quiere que usted le siga porque no hay otra alternativa, o porque le está obligando. Esto lo vemos desde el mismo principio, como El le da mandamientos al hombre, y permitió que el serpiente se acercara para tentarlo. Sin una tentación, jamás sabremos cuanto amamos a YHWH; que somos capaces de llegar a las últimas consecuencias por causa de la justicia, entendiendo por justicia, a la Torah de Elohim/(Di-s) cumplida cien por ciento. Las escrituras nos enseñan que tenemos que resistir contra el pecado, y rechazarlo, no que todo sea sin tentación, sin la cual jamás sería puesta a prueba nuestra voluntad hacia el Creador.

Está escrito:

Heb. 12:4 - "Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado..."

Lo cual vemos en la Torah desde el principio:

Bereshit/Gn. 4:7 - "Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él."

La Escritura, así, nos enseña que tenemos que luchar por no pecar; y esa lucha está por supuesto enmarcada en el ánimo de ser fiel al Creador.

Una clara analogía, sería la tentación de fidelidad de la mujer al marido. Si la mujer es tentada, pero la resiste hasta sus últimas consecuencias, se hace notoria la fidelidad, y amor por su marido. Del mismo modo, Israel (la iglesia) tiene que establecerse firme a su Marido, de modo de resistir al pecado, y no caer en él.

¿Por qué especialmente Yeshúa fue tentado? Porque el es el Hijo del Hombre que viene a destruir lo que se le concedió tener al serpiente, esto es, el mundo caído en el cual vivimos en este momento, y que perdió su razón de ser cuando Yeshúa muere en el madero (Heb. 2:14). Es importante entender así, que para que este acto sea válido, Yeshúa debía ser un hombre cien por ciento. Por tanto, aquellos que dicen que Jesús "es Elohim" están deformando la sana enseñanza bíblica.

Entonces, ya comprendiendo la razón del por qué existir una tentación, y un tentador, veremos cuales fueron los puntos que tocó Satanás a la hora de tentar a Yeshúa.

1. Vivir separado de Elohim (Di-s)

Mt. 4:3 - "Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Elohim, di que estas piedras se conviertan en pan. Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Elohim."

Una primer cosa a notar es que Yeshúa le responde: "Escrito está..." Yeshúa no sobrepone la opinión personal por sobre la palabra de Elohim, cosa que de una podría haber hecho. Por tanto al debatir sobre la verdad de Elohim, tenemos que siempre estar preparados con una base en las escrituras. Al declarar con la escritura, Yeshúa así nos está diciendo que eso está dado por el espíritu de santidad, y es prioritario a la hora de tomar una decisión, o de hacer doctrina (Pr. 1:2; Is. 29:24; 1 Tim. 4:16). La doctrina es por tanto el pilar de la forma de edificarse de la asamblea de Israel; contrario a lo que muchos seguidores de diablo dicen, que no importa la doctrina, sino los prodigios. Las escrituras dicen que el hacer prodigios hasta es dado también a los inicuos, de modo que tenemos que saber las escrituras para andar en la verdad, edificados sobre el fundamento apostólico y profético, siendo la principal piedra Yeshúa mismo (Ef. 2:20).

Yeshúa dice: "no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Elohim..." Una de las cosas que trata de hacer el mundo caído es de hacer vivir al hombre separado de toda palabra de Elohim. El serpiente trata de mostrar permanentemente que vivir exiliado de la palabra de verdad, es algo que puede darle al hombre igualmente felicidad y dicha. De hecho, observemos como muchos hombres viven una vida separada de Elohim, y mueren en paz, como dice Job:

Job 21:7-14 - "¿Por qué viven los impíos, Y se envejecen, y aun crecen en riquezas? Su descendencia se robustece a su vista, Y sus renuevos están delante de sus ojos. Sus casas están a salvo de temor, Ni viene azote de Elohim sobre ellos. Sus toros engendran, y no fallan; Paren sus vacas, y no malogran su cría. Salen sus pequeñuelos como manada, Y sus hijos andan saltando. Al son de tamboril y de cítara saltan, Y se regocijan al son de la flauta. Pasan sus días en prosperidad, Y en paz descienden al Seol. Dicen, pues, a Elohim: Apártate de nosotros, Porque no queremos el conocimiento de tus caminos."

Así es la vida del hombre caído, es mentira que el hecho de vivir sin los caminos de Díos no sea factible en la vida del mundo; en este sistema de cosas, por supuesto. La vida eterna es dada por el conocimiento de la palabra de YHWH. El serpiente tiene en el mundo la posibilidad de dar una exitosa vida al hombre. Esto puede parecer raro, sobre todo al que tiene un concepto de "horror a los sentidos" en cuanto a las cosas del serpiente. Las películas mienten en cuanto a este asunto. Las películas nos muestran unos demonios con aspecto de zombies, de olor a azufre. Esto no es así; la gratificación es uno de los métodos favoritos del serpiente para engañar al hombre. Existe entonces una clase de conocimiento muy elevado, el cual no da el mundo, y que nos lleva a vivir la vida eterna:

Yojanán/Jn. 6:68 - "Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna."

Lo que debió pasar al principio, de un Adam/Adán que viviera para siempre en el paraíso de Elohim, resulta que fue destituido. Por la palabra de Yeshúa, que es una Torah pura y limpia, es como podemos llegar al conocimiento que lleva a la vida eterna (Jn. 17:3). Y este particular hecho, es algo que debemos sobreponer al hambre y a la opinión personal, tal cual nos enseña Yeshúa en la primeras palabras tentadoras del diablo. Las promesas que tenemos de vida eterna superan cualquier cosa que podamos vivir en este mundo caído, aunque hasta inclusive haya que sufrir por un período corto de tiempo (Ap. 2:10).

Y esto es lo que busca el serpiente, QUE SEAMOS MUNDANALES, e ignoremos la santa palabra de YHWH; y si vamos a la palabra de YHWH, que nos desviamos hacia una palabra trastocada y falsa. La falsa religión es otro de los medios por los que Satanás canaliza la muerte espiritual en la cual reina.

2. Mal usar el conocimiento de Elohim

Mt. 4:5-7 - "Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Elohim, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Elohim."

Luego de que Yeshúa pasó la prueba de tener en cuenta lo escrito, inspirado del espíritu de santidad, y buscar la palabra de Elohim para vida, antes que las cosas de la carne; ahora el diablo recurre a la misma técnica, solo que sacando del contexto la Escritura, y tratar de en vez de poner al hombre al servicio de Elohim, poner infamemente a Elohim al servicio del hombre. Y esto es lo que vemos en el hombre caído, y las falsas religiones; vemos como el hombre tuerce el brazo de los dioses que tienen para logar por medio de símbolos y rituales cosas, para vivir mejor en este mundo. No sucede lo mismo en caso del Elohim Verdadero, nosotros debemos orarle siempre para saber cual es Su santa voluntad, y seguir esos caminos, cosa que como vemos en Job, el hombre desvinculado de Elohim no hace. Las bendiciones serán consecuencia del hacer Su voluntad, como dice el Padre Nuestro (Lc. 11:2).

Esta realidad impía, también la vemos en el hombre que va a la escritura simplemente para buscar excusas para lo que cree. Inevitablemente cae en la descontextualización y la eiségesis (anti-exégesis: análisis errado y fuera de todo parámetro de sana doctrina). Vemos también como hombres inicuos usan la piedad como fuente de ganancia (1 Tim. 6:5). ¿Quién no vio a pastores inicuos usar la Torah para justificar el pedido de diezmos, cuando por otro lado dicen que ya ella no está en vigencia? Este tipo de manejos es común en los falsos religiosos, y no es sorpresa que precisamente el serpiente se valga de la religión para engañar al hombre. Yeshúa dice que el serpiente ha sido mentiroso desde el principio (Jn. 8:44).

3. Adorar a alguien que no es Elohim (Di-s) a cambio del mundo: Quebrantar el primer mandamiento.

Lc. 4:5-8 - "Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Elohim adorarás, y a él solo servirás."

Una vez que el diablo fracasa en el alimento verdadero para el hombre, y el uso que se le puede y debe dar, trata de usar una carnada para hacer actuar contrario a lo que ordena la Torah (en definitiva: la misma palabra), la cual dice que solo a YHWH debemos dar culto (Dt. 6:13); es decir, tienta a Cristo para quebrantar el primer y más grande mandamiento de todos. Los reinos del mundo están temporalmente en manos del inicuo, tal como dice. Vemos que sucede algo similar a lo que aconteció a nuestra madre Jawá/Eva, donde el diablo le sale con una mezcla de verdad con mentira. Es verdad que sobre toda la tierra le es dada temporal potestad, pero es andar en la mentira inclinarse a él para adorarle, pues el no es digno de tal honor.

Es por ello que los discípulos de Yeshúa tienen la promesa de gobernar un mundo nuevo, cuando se inicie e milenio, pues este mundo está caído, y bajo el poder del maligno (1 Jn. 5:19). Esto lo podemos documentar muy bien, al ver las principales cabezas que gobiernan el mundo tienen fundamentos de fe, y religiones paganas. Esto no significa que YHWH no pueda dar temporalmente el reino de partes del mundo a quien El quiera, como ha sucedido parcialmente con la tierra prometida; en la vida del Mesías Rey David vemos esta realidad, como le es dado reino por YHWH (2 S. 3:17-18; 2 Cr. 8:11). Pero esta promesa no es de tener el total domino del mundo, pues el reino de nuestro Mesías Rey "NO ES DE ESTE MUNDO". Es decir, es un reino ajeno a la potestad temporal del serpiente. Allí pues vemos que no se trata de un reino que no sea de este mundo, pues está en el cielo, sino que la interpretación es que no pertenece a este sistema de cosas, y razón por la cual será instaurado cuando retorne Yeshúa, y se inicie el milenio.

Una actitud opuesta tendrá la primera bestia mencionada en Apocalipsis XIII, la cual si bien que recibirá del dragón grande autoridad (Ap. 13:2), hasta que la venida de Yeshúa lo destruya.
 





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org