...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La religión secular y la sagrada madre

por Leonardo Betetto



Cuando digo: "Sagrada Madre", no me refiero al ídolo Nuestra Señora, Ba`alit, Virgen María, Astarot, Madre Tierra, Santa Madre de Elohim, Reina del Cielo, Tlazolteotl, Cibeles, Diana, Venus, u otro nombre y atributo dado por el hombre a estos ídolos. En este caso me refiero a la madre de cada uno de nosotros.

En diversas conversaciones, y asuntos, donde en lo personal he participado del tema de la madre, uno de los temas o pensamientos sobresalientes ha sido siempre lo que podemos expresar en el lema secular:

"La madre es sagrada"

"La madre no se toca"

"Padre tuyo es cualquiera, madre hay una sola"

Este artículo lo publico con el ánimo de compartir la visión que tiene al menos la sociedad occidental sobre la temática de la maternidad. La Torah establece que los padres (es decir, el padre y la madre) deben ser ambos objeto de respeto, y no hay distinción alguna de parte de los hijos hacia ellos, en cuanto a la honra en carácter de progenitores, o de importancia en la creación.

De hecho, el mandamiento dice:

Vayikrá/Lv. 20:9 - "Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él."

Es importante aclarar que el verbo hebreo implicado en "maldijere" es qâlal. Este verbo no es solo un asunto de lo que sale de la boca, sino que va más allá. Implica abatir, poner en menos; inclusive tomando esto desde una perspectiva fuera de la verbal, es decir, actitudes que en general pongan en menos, menosprecien, o insulten a nuestros padres.

Sobre el acto de violencia en sí, dice:

Shemot/Éx. 21:15 - "El que hiriere a su padre o a su madre, morirá."

Es decir, aquel que le golpee de alguna forma a su padre o a su madre, aún ni siquiera dándoles muerte, esa persona sería sometida a pena capital.

Lo que quiero decir con todo esto, es que lo de "con la madre uno no se mete porque la madre es sagrada" es un pensamiento, proceder y doctrina que no tiene origen en la escritura; pues la Torah establece (al margen de una línea de autoridad y formación claramente patriarcal) que ambos padres tienen el mismo peso en cuanto a merecer honra. No existe una madre sagrada (suponiendo que a "sagrado" tratáramos de darle el equivalente hebreo de honra, respeto y obediencia) para una persona, y un padre con menor peso al respecto.

La doctrina, idea, y proceder, que la madre es sagrada (tomando esto como algo secular) no viene de Elohim. Es la herencia de una cultura pagana, donde inclusive el sacerdocio, la autoridad, y otros asuntos pormenores eran dados con mayor peso a la mujer.

También parece influir la temática del vientre materno. Es en el vientre de la mujer donde se gesta una vida humana, por tanto es posible que estemos acarreando prejuicios de antaño de muchas culturas, donde en algunas llegaban a pensar inclusive que no eran los hombres los participantes de poner en cinta a una mujer, sino "los espíritus". De allí el prejuicio de que el origen de la vida se relaciona en una forma más estrecha con el sexo femenino que con el masculino. 

Sin dejar de destacar que en occidente cualquier comentario al respecto puede hacerle a uno objeto de calificativos y ridículas expresiones, tales como:

"¿Es que quién te parió a ti: no fue una mujer?"

Eres un misógino (condición de odio hacia la mujer).

... etc.

Todo lo cual muestra lo dificultoso del trato del asunto.

Oriente Medio tiene otra postura; sin duda debido a la herencia más bien Abrahámica al respecto. Queda claro que Elohim dio al hombre autoridad sobre toda la familia, y a su vez éstos sobre la comunidad en general. Se lo ve luego en la temática del sacerdocio, el reinado, la formación del consejo de ancianos, los votos de la mujer, etc. Inclusive la herencia de la identidad por vía paterna, lo cual hoy en día ha sido desvirtuado aún por el mismo Judaísmo Ortodoxo.

El Cristo de la humanidad, Jesús, y ungido rey, es de hecho un hombre; lo cual pone en relieve nuevamente que la autoridad sobre la tierra fue dada al hombre.

Es que hay también una tendencia de New Age tendiente a sobre dimensionar lo femenino, "El Retorno a la Madre Tierra (la Pacha Mama)", la idolatría a la feminidad, etc. La cantidad de medidores que nos dan estas lecturas (y similares) son muchos, y tocamos algunos en otro artículo, tal el caso de la distinción de "sexo bello", "sexo no bello".





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org