...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El Plan de YHWH Elohim (Di-s)

por Leonardo Betetto



1. Elohim (Di-s)

La Torah nos comenta que existe Elohim, y que el universo fue creado. Tiene éste, por tanto, un principio. Se nos dice: «En el principio creó Elohim los cielos y la tierra» (Gn. 1:1). Elohim (En hebreo: Elohim... אלהים se pronuncia Elojím) es una palabra hebrea en plural, que refiere al Grandísimo, al Poderosísimo, la plenitud del poder. No porque este Poderoso Ser sea un conjunto de personas, sino que concentra todo poder en Si Mismo. Solo Él es Elohim, y el único con la posibilidad de traer a la existencia todo lo que hay. Así tanto el tiempo, como el espacio y la materia son creados, en lo que se puede describir como proceso gradual primigenio; no son sin principio, como sostienen ciertas cosmogonías. Existen también otros Dioses, personas, y seres celestiales a quienes el Elohim único les ha otorgado poder y potestad.

Elohim se reveló a Moisés en la zarza, y lo hizo por Su nombre. Este Nombre aparece casi siete mil veces en las escrituras hebreas, y dijo que sería Su Nombre para siempre; para recordarlo por todos los siglos (Éx. 3:14-15). El Nombre es un verbo, en este caso: Hawah, que significa: ser, estar. Cuando indicó el Nombre para darse a conocer a Su pueblo Israel, dijo: Yihwéh, es decir, dicho verbo en la tercera persona.

En el hebreo de aquella época se escriben las letras Yod, He, Waw, He:

 



Significa: El Está (como acción contínua)
En hebreo moderno es: יהוה

Transliteración: YiH`WeH
Pronunciación: Yi
`Vé


En nuestro sistema de escritura se escribe YHWH. En el hebreo escrito no existen las vocales; es en la pronunciación que se aplican; aunque con el tiempo se creó un sistema de puntos para representarlas.

Cuando YHWH Elohim hizo el universo, tenía un fin. Cada cosa ocupa su lugar, y está sujeta a leyes que Él Mismo ha establecido. Al hacer al hombre según Su imagen, de acuerdo a Su semejanza, lo hizo también con un fin, y para que viviera según Sus mandamientos y disposiciones, y así administrara la tierra. El hombre debe administrar el planeta, disfrutarlo, y vivir conforme a la forma que Él lo ha dispuesto; ya que como Elohim tiene derecho de pautar cómo se debe conducir la persona en la vida, y en su relación con el entorno. La palabra hebrea Torah (תורה), o ley de Moisés, no debe ser interpretada necesariamente como un conjunto de reglas: "esto sí, esto no"; sino que su significado base denota "instrucción"; la forma de conocimiento que lleva a manejarse como Elohim desea.

Yeshúa nos enseña a guardar Sus mandamientos:

Marcos 10:17-19 - "...Conoces los mandamientos: ‘No asesines, No cometas adulterio, No hurtes, No des falso testimonio, No defraudes, Honra a tu padre y a tu madre’".

2. El Mal

Lo cierto es que esto no fue así; sino que el humano puesto en Medio Oriente para recibir mandamientos e instrucción - seducido por el serpiente - se desvió de la voluntad de su Hacedor, y como resultado vino la maldición y la muerte. Inclusive la tierra fue maldita por causa del hombre, ya que el Humano: Adán, es polvo del suelo. La escritura nos dice que esto es por causa de la desobediencia. 

Yeshayahu/Is. 45:5-7 - "Yo soy YHWH, y ninguno más hay; no hay Elohim fuera de Mí. Yo te ceñiré, aunque tú no Me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que Yo; Yo YHWH, y ninguno más que Yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo el mal. Yo YHWH hago todo esto."

Precisamente en ese poder y autoridad que Le es propio, ha fijado que el desviarse de Su voluntad ocasione maldición y muerte; por el contrario, el mantenerse en Su voluntad es causal de vida y bendición. Ser destituido de Su presencia se subsana con arrepentimiento sincero, y disposición a vivir como a Él le agrada, obteniendo la vida eterna, todo en la fe de Yeshúa.

Bereshit/Gn. 4:7 - “Si haces lo bueno, ¿no serás enaltecido? Y si no haces lo que es bueno, el pecado está a la puerta, y hacia ti es su deseo, pero tu debes regir sobre él."

Se nos comenta que el mal existe desde el principio en Satanás, una entidad que se opone a Elohim.

Yeshúa les dice a los rebeldes:

Yojanán/Jn. 8:44 - "Ustedes proceden de su padre el Diablo, y quieren hacer los deseos de su padre. Ese era homicida cuando principió, y no permaneció firme en la verdad, porque la verdad no está en él. Cuando habla la mentira, habla según su propia disposición, porque es mentiroso y el padre de la mentira."

También se nos comenta en la escritura que muchos ángeles vigilantes se convirtieron en aliados de Satanás, antes del diluvio, por lo que fueron condenados:

Enoc 10:11-12 - "Y a Miguel le dijo el Señor: ve y anuncia a Shemihaza y a todos sus cómplices que se unieron con mujeres y se contaminaron con ellas en su impureza, ¡que sus hijos perecerán y ellos verán la des trucción de sus queridos! Encadénalos durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el gran día de su juicio."

Yehudah/Judas 1:6 - "Y a los ángeles que no guardaron su posición original, sino que abandonaron su propio y debido lugar de habitación, los ha reservado con cadenas sempiternas bajo densa oscuridad para el juicio del gran día."

3. La alternativa correcta

YHWH Elohim nos dice también que si creemos (fe obediente: por tanto guardamos Sus mandamientos), entonces la dicha, la bendición y prosperidad será con nosotros. Esta es la forma que Él tiene de regir las cosas, pues estamos dotados de la posibilidad de optar por Él, y por tanto, por Sus disposiciones, instrucción, y conocimiento. Si solo existiera una alternativa para el hombre, entonces actuaríamos en la forma como lo hacen los demás seres vivos; pero recordemos que el hombre es creado a imagen y semejanza de Elohim, esto es, está dotado de una faceta que lo diferencia del resto de los seres, y cosas. Y además esto le da no solo capacidad para razonar, crear, administrar, regir, sino también de "juzgar y decidir en consecuencia". De allí la responsabilidad que le es dada por sus actos.

Dice la Torah:

Debarim/Dt. 11:26-28 - “¡Miren! Yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de YHWH vuestro Elohim, que Yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de YHWH vuestro Elohim, y os apartareis del camino que Yo os ordeno hoy, para ir en pos de otros Elohim que no habéis conocido.”

En los escritos griegos encontramos la siguiente expresión, tras el nuevo pacto en Yeshúa:

Rom. 6:1-4 - "Por consiguiente, ¿qué diremos? ¿Continuaremos en el pecado, para que abunde la gracia? ¡Jamás suceda eso! Ya que hemos muerto con referencia al pecado, ¿cómo habremos de seguir viviendo todavía en él? ¿O ignoran que todos los que fuimos bautizados en Mesías Yeshúa fuimos bautizados en su muerte? Por lo tanto, fuimos sepultados con él mediante nuestro bautismo en su muerte, para que, así como el Mesías fue levantado de entre los muertos mediante la gloria del Padre así también nosotros andemos en novedad de vida."

Ir en pos de ídolos es adorar a otras cosas que no son Elohim. Así entonces, a menudo no nos explicamos por qué sobrevienen calamidades y desgracias; pero en la escritura tenemos la respuesta: "la desobediencia del hombre". Elohim nos da la posibilidad de volvernos de los caminos que no son según Su voluntad, y de crecer en el conocimiento Suyo; la posibilidad de arrepentirnos, aceptar el evangelio, y de proceder así con lo que si es acorde a Su voluntad, y buen querer, rindiéndole culto solo a Él. La escritura dice que al alma que peca le corresponde la muerte. Usted se preguntará: ¿Y por qué entonces el mundo sigue existiendo? Por la sencilla razón que así como es un Elohim de justicia y rectitud, aún de ira; también es un Elohim de misericordia, y amor. Por tanto a cada situación le ha dado un tiempo, y un orden, de modo que Sus planes se cumplan. Ha establecido un esquema para permitir el retorno del hombre a Su voluntad y presencia. La escritura nos dice que Elohim no quiere la muerte de impío, sino que se arrepienta, y se vuelva de su actitud.

Yejetzkel/Ez. 18:20-22 - “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él. Mas el impío, si se apartare de todos sus pecados que hizo, y guardare todos Mis estatutos, e hiciere según el derecho y la justicia, de cierto vivirá; no morirá. Todas las transgresiones que cometió no le serán recordadas; en su justicia que hizo, vivirá.”

Por su parte, mencionamos que YHWH no nos ha dado mandamientos que no podamos cumplir:

Debarim/Dt. 30:11 - “Porque el mandamiento este, el cual Yo te ordeno hoy, no es difícil, ni está lejos de ti.”

1 Yojanán/Jn. 5:3 - "Pues esto es lo que el amor de Elohim significa: que observemos Sus mandamientos; y, sin embargo, sus mandamientos no son gravosos..."

Si cree, y se dispone de corazón a seguir los mandamientos, Él le retorna a la bendición y la dicha, y se olvida de sus pecados. No que Él mire las obras como una forma de hacer sumatoria de buenos y malos actos, y el que acumule más buenos que malos se "gana el cielo"; sino que el justifica a aquel que se arrepiente de verdad, acepta el evangelio, y se dispone a los mandamientos. Ahora bien, ¿quién puede argumentar que se ha arrepentido y vuelto a Elohim, pero no mostrar esto en obras de justicia según Sus disposiciones? De allí que en hebreo no existe el concepto de "fe", como una idea de que algo simplemente es de cierta manera; el concepto común de ser creyente; sino que la palabra usada es emunah. Esta palabra tiene la misma raíz que emet (verdad), que amán (seguro), y que amén (así sea, firme, fidedigno). Designa entonces "fidelidad"; y así conceptualmente para el adorador de YHWH el creer está unido a la obediencia.

4. ¿Cuales son estos mandamientos?

En la Torah, Elohim nos da mandamientos para que sepamos conducirnos en todos los órdenes de la vida:

Tener por Elohim solo a YHWH (Éx. 20:2)
Temer y servir solo a YHWH, y jurar por Su Nombre (Dt. 6:13)
Amar a YHWH Elohim con toda tu alma y fuerzas (Dt. 6:5)
No tomar Su nombre en vano (Éx. 20:7)
No armarse imagen de nada en el cielo ni en la tierra, ni inclinarse a ellas para adorarlas (Éx. 20:4-5).
Amar al prójimo como a ti mismo (Lv. 19:18).
Honrar padre y madre (Éx. 20:12).
No cometer adulterio (Éx. 20:14).
No codiciar cosa alguna de tu prójimo (Éx. 20:17).
No dar falso testimonio (Éx. 20:16).
No matar (Éx. 20:13).
No robar (Éx. 20:15).

Entre las cientos de prescripciones con las cuales Elohim santifica a los Suyos, hay en cuanto a la vida sexual, matrimonio, divorcio, relaciones familiares, comerciales, el gobierno, la relación de Israel con los enemigos de Elohim (naciones idólatras rebeladas), alimentación, el culto, trato hacia los siervos, etc. Algunas prescripciones, como circuncisión, y otras, son específicas para los hijos de Israel. La Torah es algo así como la Constitución Nacional, y Código de Ley de Israel; pero recapitula todo mandamiento dado desde el principio al hombre, y por ser de origen en Elohim, sin duda hay mucho para el gentil que se une a la asamblea de Yeshúa.

Veamos palabras de las escrituras mismas respecto de la Torah:

Salmo 19:7 - “La Torah de YHWH es perfecta, restaura el alma; el testimonio de YHWH es fidedigno que hace sabio al ignorante.”

Sal 1:1-3 - “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la Torah de YHWH está su delicia, y en Su Torah medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.”

Pr. 3:1-2 - “Hijo mío, no te olvides de mi Torah, y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán.”

Sal. 119:59-68 - "Consideré mis caminos, y volví mis pies a Tus testimonios. Me apresuré y no me retardé en guardar Tus mandamientos. Compañías de impíos me han rodeado, mas no me he olvidado de Tu Torah. A medianoche me levanto para honrarte por tus justos juicios. Compañero soy yo de todos los que te temen y guardan Tus mandamientos. De tu misericordia, YHWH, está llena la tierra; enséñame Tus estatutos. Bien has hecho con tu siervo, YHWH, conforme a Tu palabra. Enséñame buen sentido y sabiduría, porque tus mandamientos he creído. Antes que fuera yo humillado, fui un errante; pero ahora guardo Tu palabra. Bueno eres Tú, y haces lo bueno; enséñame Tus estatutos.”

5. YHWH tiene un pueblo

Desde el inicio de la existencia del hombre, Él Se reservó un linaje para Si; y a su vez este linaje de personas debe ser luz para las demás naciones. Este pueblo es Israel. Tras la elección de Abraham, con la circuncisión como señal del pacto, el proyecto de redención paso a Yitzjaq/Isaac, y luego a Ya'aqob/Jacob (Israel/Israel), de quién nacieron doce hijos; y fueron así las Doce Familias de Israel. Por el nuevo pacto en Yeshúa, las fronteras caen, y se unen a la asamblea muchos gentiles.

Los hijos de Israel estuvieron cautivos en Egipto por 430 años, y luego YHWH los sacó de allí con mano poderosa, de modo que Su Nombre fuera anunciado en toda la tierra. Les dio la Torah (conocida también como: La Ley de Moisés), y los condujo por el desierto hasta la tierra que había dado a los patriarcas mencionados. Muchas cosas acontecieron, y dadas las rebeliones en las que incurrió Israel, primeramente fueron divididos en dos reinos: diez familias al norte, con el nombre de Casa de Efraín o Casa de Israel, y Judá al sur: las familias de Judá, Levi y Benjamin; no todos. Debido a las rebeliones de Efraín, o Israel, inclusive sus embates contra su hermano del Sur, el reino fue disuelto en el siglo octavo antes de la era común. Luego en el siglo 1º y 2º E.C., el reino de Judá sufrió una invasión masiva de parte del Imperio Romano. Este Judá con pequeñas proporciones de las demás familias de Israel, sus descendientes, son los que usted conoce hoy como: El Pueblo Judío. En el año 1948 se forma el Estado de Israel.

6. Las Naciones: Llamadas a Dar Culto a YHWH

Cuando Israel salió de Egipto, una multitud de gentes de otras naciones se les unieron, y en forma conjunta con los Hijos de Israel recibieron la Torah, y fueron llevados a la tierra entregada a los padres. Tras el nuevo pacto en Yeshúa, Elohim constituye un solo pueblo en aquellos que reciben el espíritu de santidad, formándose así la asamblea, o como le dicen en griego: eklesia/iglesia. El goy/gentil no es menos justo que un hijo de Israel si es creyente adorador de YHWH. Ambos son justos ante Él si se han vuelto de todo corazón. Todos son así yisrelim/israelitas del nuevo pacto.

7. El pacto en Yeshúa

Yeshúa consumó un nuevo pacto con Israel, en el cual por supuesto, como adelantamos, entran de lleno también los gentiles, no por linaje biológico, sino por la fe. En este pacto por la muerte y resurrección del Mesías, tras arrepentirnos de los pecados, recibimos el espíritu de santidad, y así la obediencia llega a otra cota:

Yirmeyahu/Jeremías 31:31-33 - “He aquí que vienen días, dice YHWH, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Yehudah. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron Mi pacto, aunque fui Yo un marido para ellos, dice YHWH. Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice YHWH: Pondré Mi Torah en su mente, y la escribiré en su corazón; y Yo seré a ellos por Elohim, y ellos Me serán por pueblo.”

Dice la escritura que los que reciben el espíritu de santidad, han muerto a la carne y viven conforme al espíritu:

Rom. 8:9 - "Sin embargo, ustedes no están en armonía con la carne, sino con el espíritu, si es que el espíritu de Elohim verdaderamente mora en ustedes. Pero si alguien no tiene el espíritu del Mesías, este no le pertenece."

Así también, aquellas naciones que adoren serán recibidas en el santo monte, tal cual también dice el profeta al respecto. Zekharyahu/Zacarías (14:16) dice que las naciones vendrán a Yerushalayim/Jerusalén a celebrar la fiesta de Sukot/Las Cabañas. Dice Elohim además que el descendiente de David como ungido rey (Yeshúa), gobernará con mano fuerte y en justicia, y que hará la paz entre las naciones. Se nos muestra que este tiempo de desconocimiento y rebelión hacia Elohim ya no tendrá mas tolerancia, y entre las naciones habrá como nunca un crecimiento en el conocimiento de Él; tal como también está escrito, que la tierra será llena del conocimiento de YHWH (Is. 11:9; Hab. 2:14).

Estos son pasajes de las escrituras:

Yirmeyahu/Jeremías 23:5-8 - “He aquí que vienen días, dice YHWH, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como rey, el cual será inteligente, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Yehudah/Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: YHWH, justicia nuestra. Por tanto, he aquí que vienen días, dice YHWH, en que no dirán más: Vive YHWH que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto, sino: Vive YHWH que hizo subir y trajo la descendencia de la casa de Israel de tierra del norte, y de todas las tierras adonde yo los había echado; y habitarán en su tierra.”

Yeshayahu/Is. 2:3-5 - “Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YHWH, a la casa del Elohim de Ya'aqob/Jacob; y nos enseñará Sus caminos, y caminaremos por Sus sendas. Porque de Tzyon/Sion saldrá la ley, y de Yerushalaim/Jerusalén la palabra de YHWH. Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.”

8. La resurrección de los muertos, y el mundo venidero

La escritura revela que los muertos finalmente resucitarán, unos para vida eterna, otros para la destrucción, pues conforme a esto actuaron:

Dn. 12:13 - "Y en cuanto a ti mismo, ve hacia el fin; y descansarás, pero te pondrás de pie para tu porción al fin de los días".

Yojanán/Jn. 6:54 - "El que se alimenta de mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día."

Enoc 20:8 - "...Remeiel, otros de los santos ángeles, al que Elohim ha encargado de los resucitados."

Yeshayahu/Is. 26:19 - "Tus muertos vivirán. Cadáver mío... se levantarán. ¡Despierten y clamen gozosamente, residentes del polvo!..." 





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org