...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



En defensa del Arrianismo


por Leonardo Betetto


Qué es el Arrianismo

El Arrianismo es la doctrina propuesta por un presbítero de Alejandría, llamado Arrio, allá por el siglo IV, quien sostuvo que Yeshúa (Jesús) es un ser creado, y que no era de la condición divina del Padre. La doctrina fue rechazada de plano en el Concilio de Nicea; un concilio ya separado de las raíces hebreas de la fe, y de la Biblia; un concilio que declaró rotundas herejías, a pesar de que ellos mismos, como potencia política y religiosa, por supuesto, impusieron y han impuesto en esta era la noción de que Jesús es Elohim, que es de la misma sustancia del Padre, y que es un ser increado. Paradigmas éstos que no tienen demostración en la Biblia, esto es, estos "hombres de Elohim" no se basaron en la Biblia para establecer las teologías susodichas, sino que formularon un debate no necesariamente bíblico.

 

Arrio, argumentando

Así, como es común en el ambiente apostatado cristiano (hace ya tanto tiempo) decir "Herejía Arriana". Nosotros, los que estamos de acuerdo con él, bien podríamos establecer la: "Herejía Trinitaria", o la "Herejía de la consubstancialidad e igualdad de Elohim y el Hijo", etc. Es simplemente una cuestión de poder terrenal y religioso, no de autoridad en verdad bíblica. Las profecías hablan bastante de una caída de la sana doctrina precisamente para le época del concilio de Nicea (1 Tim. 4:1; Enoc 93:9).

El Elohim (Di-s) falso llamado Santísima Trinidad

Lo que pocos admiten, es que el mundo cristiano apostatado ya desde los primeros siglos, ha estado enseñando una abierta blasfemia, y falsas doctrinas. Para la Biblia y la mentalidad hebrea, Elohim es una sola persona, y es único. Deuteronomio 6:4 - llamado 'el Shemá' - declara que Elohim es uno [en cantidad]. El es la Deidad, y esto no lo comparte con nadie más. Muchos que dicen ser monoteístas, yerran también en caer en especies de biteísmos, así como el Cristianismo ha caído desde hace mucho en el triteísmo, pues tres personas que son la deidad, o divinas, son tres dioses, no uno mismo. La idea de que 1+1 = 1, o bien 1+1+1 = 1 evidentemente es descabellada, y solo puede responder a doctrinas que constituyen herejías destructoras, tal cual los hombres de Elohim nos advirtieron que acontecería luego de su partida (Hch. 20:29).

Sea como fuere, la apostasía ganó en el siglo IV, tal cual los hombres de Elohim nos advirtieron que sucedería, y se hizo primero al Cristo de la misma sustancia que el Padre, y que es Elohim; lo cual es blasfemo y descabellado según la Biblia. No mucho tiempo después se inventó la llamada personalidad del espíritu santo, esto es, que sería una tercera persona divina, trastornando aún más la noción de cual es el verdadero Elohim.

Arrio fue posteriormente excomulgado de la Iglesia por sus creencias.

En cuanto a la condición absoluta de único Elohim de parte del Padre, nos lo dice el mismo Mashíaj/Cristo:

Yojanán/Jn. 17:3 - "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Elohim verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado."

El pasaje es irrefutable, y claro como el agua pura. Muestra en palabras Yeshúa mismo que El es enviado, no Elohim; esto es, señala como único Elohim Verdadero a Su Padre, y además declara en otra escritura que es Su Elohim (Ap. 3:12). Si Yeshúa lo dice, y los trinitarios lo niegan, obviamente los trinitarios y binitarios no están dispuestos a aceptar las claras y sencillas palabras monoteístas verdaderas de nuestro amado Maestro. La Deidad no son dos ni tres personas, sino una sola: EL PADRE.

En mi experiencia personal, debatiendo y conversando con trinitarios, y binitarios, van saltando por la Biblia, donde supuestamente se demostraría que Yeshúa [y el espíritu de santidad] es Elohim, y así sostener sus desacertadas posturas. Pero la Biblia no se contradice: si el Señor mismo nos dice que el Padre es el único Elohim verdadero, será porque sencillamente así lo es... ¿verdad? No hay nada blasfemo, y complicado en esta doctrina. Señores trinitarios y binitarios: No se puede tapar el sol con un dedo...

No es el fin tratar cada uno de estos supuestos contra-argumentos, los cuales al analizarlos se caen por su propia falsedad, y falta de consistencia teológica, sino que veremos que Yeshúa fue un ser creado al principio, y que también por supuesto lo fue en el vientre, y así también en la resurrección. Se pueden establecer así claramente tres inicios para el Verbo, o la Palabra (he. dabar, gr. logos).

Está escrito:

Col. 1:15 - "....el primogénito de toda creación."

Jesús es el primero de toda creación

Toda creación es la creación de todas las cosas. No podemos acotar alguna creación específica donde se crean las cosas visibles e invisibles, y por otro lado otra creación. Toda creación son todas, sin excepción. Ahora bien, siguiendo esta lógica, es evidente que en la creación del universo, al principio, el mismo Verbo fue creado por Elohim. Yojanán/Juan 1:1 nos dice que en el principio estaba la Palabra con el Elohim; es decir, no nos dice nada respecto de ser dicha Palabra un ser creado, pero tampoco lo niega. Esto, unido al resto de los pasajes que estamos tratando, nos muestran que la Palabra fue lo primero creado por Elohim.

Ahora bien, asumiendo la otra postura, si la Palabra fuera eterna como el Padre, entonces sucumbiríamos en un inconveniente serio contra el pasaje de 1 Timoteo 6:16:

"...el único que tiene inmortalidad..."

El pasaje nos dice que el único que tiene inmortalidad es ese Elohim invisible, o el Padre. Obviamente se refiere a YHWH; EL SHADDAY/el Omnipotente (Dt. 6:4; Jn. 17:3; 1 Tim. 2:5; 1 Cor. 8:6).

Si Yeshúa fuera eterno, no hubiera sido creado, entonces el también sería uno de los únicos que tienen inmortalidad, lo cual nos hace caer en una falacia, pues entonces Shaúl/Pablo tendría que haber dicho:

"los únicos que tienen inmortalidad"

Es decir, Elohim le dió el ser inmortal a Yeshúa en algún momento, por tanto se rompe el paradigma de eternidad para la Palabra, o el Verbo. Esta idea de un inicio para la Palabra cuadra bien con el pasaje de Colosenses 1:15, donde ubica a la Palabra como primogénita de toda creación. Es obvio que los trinitarios y binitarios no entienden bien las palabras de la Biblia, o directamente las ignoran por completo, de modo de sustentar sus paradigmas indemostrables.

Paso seguido, la Palabra se hace carne, y vuelve a ser el primogénito de otra creación, que es la instancia en la cual se hace hombre, para redimir al hombre. Yeshúa abandona su condición de ser celestial, y de un Elohim (Jn. 1:1) para asumir en todo sentido la carne y la sangre. Los seres celestiales, como son Yeshúa [ahora], y los ángeles, son similares a los humanos, excepto por el hecho de contar con una estructura incorruptible. Yeshúa abandona esa condición, la cual vuelve a recuperar en la tercer instancia en que se constituye primogénito, y es cuando resucita de los muertos. Así Yeshúa vuelve a ser el hombre del cielo que era antes de nacer de vientre (1 Cor. 15:47).

Un pasaje de Apocalipsis nos muestra esta condición de Yeshúa es:

Ap. 3:14 - "...He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Elohim..."

Con tres instancias en que se constituye primogénito de una creación, Yeshúa, sin duda, es con todo derecho el PRINCIPIO DE LA CREACIÓN DE ELOHIM.

Creado no engendrado

El Cristianismo caído, yerra inclusive al declarar que Yeshúa es un ser engendrado, no creado. Pero para la teología bíblica verdadera, el ser hijo de Elohim se fundamenta en una condición de notoriedad y superioridad otorgada, no una cuestión reproductiva, pues Elohim no tiene esposa para engendrar hijos. Los seres celestiales también son hijos de Elohim, como también los cristianos, quienes han sido hechos hijos de Elohim; pero no por eso Elohim los tuvo por unión de algún tipo con un extraño ser femenino, y por un extraño mecanismo reproductivo.

Por su parte, no hay ninguna condición establecida por Elohim, que requiera eternidad para el Verbo como parte de un efectivo acto de redención. El evangelio de "Jesús es Elohim" sencillamente está errado, no forma parte del plan de Elohim. Los que reaccionan con fuerza a las afirmaciones arrianas sencillamente están influenciados por falsos evangelios, y falsos conceptos de Quien es la Deidad. En el marco de la sana enseñanza bíblica, ya vimos que el Verbo es un ser creado, y no hay nada en detrimento de la redención en tal acto de parte de Elohim.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org