...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El discurso profético de Jesús en Mateo 25

por Leonardo Betetto


La cristiandad ha entendido, y enseñado, que pasaje de Mateo 25:31-41 es una referencia del parte del Mesías en cuanto a quienes hacen misericordia en cualquier momento, y hacia todas las personas que padecen necesidades y/o están en la cárcel. Veremos que el pasaje nos relata una realidad a acontecer a fines de esta era, esto es, se trata de un discurso profético de parte de Yeshúa.

El pasaje:

"Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartarálos unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles."

El pasaje se refiere a los judíos

El pasaje hace referencia a los hermanos más pequeños del Mesías... ¿Quienes serían los hermanos más pequeños del Mesías?... ¿Todas las personas necesitadas del mundo? ¡No! Son judíos creyentes, pues no olvidemos que Yeshúa desarrollo Su ministerio entre los judíos, y para los judíos (Jn. 1:11).

Dice además que habrán padecido estos hermanos más pequeños muchas necesidades, a tal punto que quedarán a merced de la misericordia de otras personas. La primera pregunta que viene a nuestra mente, entonces es: ¿Por qué estos hermanos más pequeños del Mesías pasarían tantas necesidades, de manera de depender de las otras ovejas, a quienes el Mesías apartará como justas? Nos remontamos ahora al futuro, al gobierno mundial de la bestia, y del falso profeta descripto en Apocalipsis 13. Recordemos que la bestia se instalará en el templo de Elohim haciéndose pasar por Elohim (2 Tes. 2:4). Durante este gobierno, que durará 42 meses, o tres años y medio (Dn. 7:25; Ap. 13:5), la gente será obligada a ponerse una marca en la frente y en la mano, sin la cual no podrán comprar o vender, y se les conminará a adorar a la bestia.

Resulta interesante acotar, que hay una advertencia para quienes adoran a la bestia, y su imagen:

Ap. 14:9-10 - "Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Elohim, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero."

Nótese que Yeshúa dirá a los cabritos de su izquierda que se aparten de él, que vayan al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles, lo cual coincide perfectamente con la advertencia del tercer ángel, sobre no adorar a la bestia, ni recibir la marca en la frente, y en la mano. Yeshúa está con Sus ángeles en Su segunda venida, en Israel, con los judíos y todas las naciones, por tanto ambos relatos tienen ese sorprendente paralelo, y se complementan uno con el otro.

Ahora bien, resulta que estas ovejas, a quienes justificará el Señor Yeshúa, hicieron misericordia a los cristianos, hermanos más pequeños de El. Si pudieron hacer misericordia, tal como darles alimento, bebida, vestimenta, e inclusive visitarles en las cárceles, es porque tenían la posibilidad de adquirir recursos, esto es, contaban con la marca de la bestia.

El Señor Jesús dijo: mis hermanos

Por su parte, el argumento cristiano de que estas personas necesitadas son todos quienes padecen tales cosas en este mundo, en esta era, se cae, al considerar que el Señor dice "mis hermanos". Y para ser hermanos del Mesías hay que constituirse hijo de Elohim (Jn. 1:12; Rom. 8:29). Constituirse hijo de Elohim es aceptar el evangelio, y ser regenerado en la palabra (Jn. 3:5; Tito 3:5). Obviamente, no todas las personas necesitadas y encarceladas de este mundo pasan por tan digno proceso.

Esta claro, entonces, que Yeshúa justificará a muchas personas que tengan la marca de la bestia, y puedan comprar y vender, y entrar en el sistema económico de la época; y lo hará por mostrar misericordia ante los cristianos carentes, y perseguidos por el sistema del Nuevo Orden Mundial que imperará. Ellos al hacer esa misericordia a los hermanos más pequeños del Mesías, a El directamente lo harán.

Sin duda ayudar a toda persona carente ante nuestros ojos es un ideal digno, pero el pasaje de Mt. 25 no hace referencia a esta circunstancia.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org