...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La iglesia sigue siendo Israel: La teología del reemplazo es falsa

por Leonardo Betetto



Existen varias posturas respecto de cual es la Iglesia de Cristo, y cual es su Ley. Presentaremos cuatro posturas en el presente, la última de las cuales es la que apoyaremos.

1. Una iglesia gentil que reemplazaría a Israel

Hay quienes afirman que Israel fue desechado totalmente, y que ahora la iglesia de Elohim, encabezada por nuestro maestro Yeshúa (Jesús) es un conjunto de gentiles (personas no israelitas), que han reemplazado por completo al yehudy/judío, y sobre todo al Israel en su totalidad, pues no olvidemos que Israel también son la casa de Efrayim/Efraín. Suelen agregar a esto que el Israel físico hereda todas las maldiciones, mientras la nueva iglesia hereda todas las bendiciones. Además que caducó la Torah/Ley; y que los mandamientos serían los de la nueva iglesia. Se la suele conocer como la "Teología del Reemplazo".

Sería más que oportuno aclarar que tanto Yeshúa como sus apóstoles son judíos. El oficialismo religioso olvida a menudo esta realidad, y digamos lo más importante del asunto: los pactos los hace Elohim con Israel, no con los gentiles. La llamada "Teología del Reemplazo" está fuera de lugar al afirmar que el gentil reemplazó al Israel de YHWH (Yihwéh: El -que- Estará). Estructuralmente, es cierto, que dentro de la iglesia existen gentiles que también se hacen hijos de Elohim, y puedan recibir dones para edificación, tal cual nos comenta el mismo apóstol Shaúl/Pablo; que hay profetas, maestros, los que hacen milagros, los que sanan, los que ayudan, los que administran, y los que tienen don de lenguas (1 Cor. 12:28). Lo que ha sucedido en el nuevo pacto es que todos, tanto judíos como gentiles reciben adopción de hijos por la fe de Yeshúa, pero esto incluye al judío, lejos de desecharlo.

Está escrito:

Rom. 1:16 - "Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Elohim para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego."

Kefas/Pedro, cuando predicó el evangelio de la salvación en Shavuot (Pentecostés), lo hizo ante una asamblea a quienes se dirige como "varones israelitas":

Hch. 2:22 - "Varones israelitas, oíd estas palabras..."

Se cumple lo que tanto en la escritura nos dice:

Joel 2:28 - "Y después de esto derramaré Mi espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones."

¿Quiénes son estos hijos, hijas, ancianos y jóvenes?

Hch. 2:6-17 - "Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Elohim. Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto. Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Elohim, derramaré de Mi espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños..."

Yeshúa mismo ordena lo siguiente:

Mattityah/Mt. 10:5-6 - "A estos doce envió Yeshúa, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel."

Lc. 24:46-47 - "y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén."

Y recordemos que la Casa de Israel es el Efraín disuelto entre las naciones aledañas al territorio de Israel.

También el hecho que hubiera que comenzar a predicar el evangelio desde Jerusalén, indica con total certeza que se comenzaría por los judíos.

Hasta aquí, pues, está claro que los judíos de ninguna manera han sido desechados:

Rom. 11:2 - "No ha desechado Elohim a su pueblo, al cual desde antes conoció..."

2. Que Israel es la única y verdadera iglesia de Yeshúa, pero que todo creyente es tal por ser ya israelita

Esta halla cierto sustento en la noción de que los gentiles que abrazan el nuevo pacto de Yeshúa, en realidad serían supuestamente la casa perdida de Israel, o Efraín que está retornando. A tal punto, que inclusive les exhortan a circuncidarse, y guardar toda la ley (La Torah). Es decir, aunque usted no lo sepa, y si a aceptado el evangelio de Yeshúa, entonces usted es de la perdida casa de Efraín que está retornando, conforme a lo que mandó Yeshúa a predicar en primera instancia.

Al respecto, y como parte de esta enseñanza, se dice que el ADN de Efraín estaría diseminado por todo el planeta. Es importante aclarar que la dispersión de Efraín, conforme estudios realizados en materia de genética, es en Oriente Medio, y quizás en pequeñas cantidades en otras partes del mundo. Pero el decir que si usted ha aceptado el evangelio es porque desciende de Israel, es una enseñanza absolutamente falsa, que no tolera el peso de la evidencia de las escrituras, y de la ciencia convencional.

Al respecto consultar el siguiente estudio en nuestra web: www.debarim.org/exilio.htm

Con una claridad meridiana, el evangelista se dirige del siguiente modo a los gentiles:

Hch. 15:12 - "Entonces toda la multitud calló, y oyeron a Bernabé y a Pablo, que contaban cuán grandes señales y maravillas había hecho Elohim por medio de ellos entre los gentiles."

...26:16 - "...para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío"

Claramente se dice que Pablo sería librado de su pueblo, y de los gentiles. Si se toma el trabajo de escribir que hay un pueblo suyo, es decir, los judíos, y además gentiles, sería muy extraño que no aclarara que los gentiles son la casa perdida de Israel. En otras palabras, hay un pueblo de Pablo, que son los judíos, y por otro lado hay gentiles.

En virtud de esta errónea enseñanza, y apreciación, para lo cual por supuesto muchos retuercen el texto de las escrituras, vemos a muchos gentiles creer en el evangelio, y luego hacer circuncisión, precisamente porque se les predica que tienen que ser obedientes a su ascendencia israelita. Es más, y como se desprende de lo anterior, vemos a estos creyentes guardar la Torah o ley de Moisés exactamente igual que un judío.

Citaremos el libro del Apocalipsis:

Ap. 7:3-4 - "No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles, hasta después que hayamos sellado en la frente a los esclavos de nuestro Elohim. Y oí el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de toda tribu de los hijos de Israel..."

...7:9 - "Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos..."

Allí también enseña, entonces, que existen dos linajes: un linaje de Israel, en sus doce tribus, y por otro lado gente o gentiles de toda tribu, pueblo, lengua y nación. El defensor diría, ¿pero no hay judíos también en todo pueblo? Así es, pero en este caso se menciona de toda tribu y pueblo, lo cual no cuadra con decir que son del pueblo de Israel, pues sino claramente no serían de otra tribu y pueblo. La palabra griega en en tribu es fulé que designa linaje. Por tanto es imposible que se discriminaran los  linajes de Israel, y por otro lado se hiciera mención a un grupo de gente de todo linaje, si resulta que en definitiva son todos linajes de Israel.

3. Las dos congregaciones: Israel por un lado, y la Iglesia por otra

La siguiente es creer por un lado en un Israel físico, con su territorio heredado y su Ley (Torah), y por otro en una iglesia cristiana, con una nueva ley, y heredera del mundo.

Para refutar esta postura citaremos a Pablo en Romanos 11.

17 - "Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo..."

Este solo versículo nos muestra que el gentil ha sido injertado en un árbol preexistente, que es obviamente Israel, pues no había otro pueblo. Y si el gentil son ramas injertadas en ese árbol que es Israel, entonces no hay dos pueblos, sino el mismo que había originalmente; solo que ha habido ramas injertadas de otros árboles, a los cuales se refiere como olivo silvestre. En otras palabras, el olivo natural que es Israel ha sufrido la pérdida de ramas, que son los judíos incrédulos, y en su lugar han sido puesta ramas silvestres, que son los gentiles.

En cuanto a la herencia de Oriente Medio y las naciones, se trata del mismo conjunto de personas, pues si el heredero de la promesa sigue siendo Israel, pueblo de Elohim, entonces las naciones serán heredadas por ese Israel:

...4:13 - "Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe."

Pero ya vimos que el pacto los hace Elohim con Israel, de modo que la promesa de heredar el mundo es para el mismo Israel, y la gente de las naciones que entran en el pacto.

Está escrito:

Salmo 2:6-8 - "Pero yo he puesto mi rey Sobre Sion, mi santo monte. Yo publicaré el decreto; YHWH me ha dicho: Mi hijo eres tú; yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra."

Y este es un Salmo que habla del reinado universal del Mesías, el cual es israelita, con primicias de creyentes israelitas (Ap. 14:4), de modo que este gobierno será desde Israel hacia el mundo entero.

Yeshayahu/Is. 2:3 - "Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YHWH, a la casa del Elohim de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de YHWH."

Y desde Sión y Jerusalén reina el rey de Israel desde Israel, y para el mundo, de modo que la existencia de una segunda asamblea queda descartada.

En cuanto a la prevalencia de la Torah, es decir, que no ha sido reemplazada por otros mandamientos, está escrito:

Mt. 5:18 - "Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido."

Y como todo no se ha cumplido, entonces está la Torah/Ley en vigencia todavía. Lo que si se distinguió entre los primeros cristianos, es que el gentil no tiene la obligación de toda la ley tal cual un judío, a no ser que haga circuncisión (Hch. 21:25; Gal. 5:3).

4. La que propongo ahora es la que vamos a apoyar en el presente, y es que la Iglesia Continúa siendo Israel, el Israel que ha pactado con Elohim, pues no olvidemos que los pactos los hace Elohim con Israel, y no tendría sentido decir que todo Israel ha sido desechado, pues entonces no habría con quienes celebrar el pacto, ¿verdad? Yeshúa es israelita, lo fueron los primeros discípulos, y luego la secta de los nazarenos los fueron; de modo que la Iglesia no ha dejado ni dejará de ser Israel, a la cual se une a un conjunto de creyentes de todas las naciones. Es decir, el creyente gentil se une a Israel por su fe en Cristo con el status de HIJO DE Elohim.

Pablo comenta esta nueva ciudadanía para el gentil:

Ef. 2:12-13 - "En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Elohim en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo."

Tanto el israelita como el gentil creyente son la descendencia del Israel exaltado, y renovado por el nuevo pacto:

Ap. 12:17 - "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Jesucristo."

La mujer descrita en este libro, que es Israel, y cuyos descendientes son israelitas, son los que guardan los mandamientos, y creen en Yeshúa. Note que aquí no hay dos mujeres, sino una mujer, que es Israel. En otras palabras, todos los cristianos son descendientes de Israel.

Gal. 3:29 - "Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa."

Y en esta cita, Pablo dice que los que son de la fe, son linaje de Abraham, esto es, de la promesa que es a Israel. Tanto israelitas físicos como gentiles, somos todos linaje de Abraham, sin distinción.

Conclusión sobre la falsa teología del reemplazo

El hecho de que muchos judíos (muchos no significa todos) no aceptaran el evangelio, no quita que Israel continúe siendo la verdadera Iglesia. De hecho, si buscamos la primera Iglesia fundada por Yeshúa, tal como en forma infame reclama la Iglesia Católica, es sin duda la secta de los nazarenos, quienes eran Israel, pues vimos que los incrédulos fueron desgajados del pueblo de Elohim (Rom. 11). Así los gentiles que se adhieren forman un mismo cuerpo en Yeshúa, sin distinción de nacionalidad, sexo, esclavo o libre, varón o mujer (Gal. 3:28), alcanzando algo que en pactos anteriores no estaba disponible, y es nada más ni nada menos que el status de HIJO DE Elohim. A ese Israel fue dada la Torah, en el pacto anterior, de modo que esa Torah continúa en vigencia cien por ciento, debiendo guardarla toda el judío, y el gentil aquella porción que le resulte aplicable.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org