...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La relevancia de Medio Oriente para la humanidad

por Leonardo Betetto



Cuando algunos decimos realidad desde las escrituras, historia, y ciencia, queremos decir que son distintas maneras de expresar la verdad; siendo la escritura la plataforma desde la cual el hombre debiera crecer en la sabiduría, y esto siempre y cuando interpretemos correctamente, y también la ciencia esté confirmando las cosas que conocemos por ese método; lo cual es difícil en ciencias que no son exactas. Aún en ciencias exactas, las cosas adquieren nuevas dimensiones al crecer en la experimentación, y el conocimiento, tal como pasó entre la Teoría de un Universo Eterno, con la "incorrectamente llamada Teoría del Big Bang" (Pues hay un principio, pero no fue una "gran explosión", ya que "una explosión literalmente hablando produce caos" no orden). También hay que tener una postura que permita entender el contexto de lo expresado por las escrituras, donde influye el significado de las palabras en hebreo, griego, y arameo; que por cierto ambas cosas son profundas, y muy ricas en conocimiento. Y esto considerando el sentido parabólico, simbolismos, y las distintas formas expresivas. Y al fin... Todo esto en forma escalable, pues nadie es dueño de la verdad, y de la sabiduría más que el Mismo Elohim/Elohim; Quien revela según Su voluntad día tras día (Salmo 19:2).

Elohim (Di-s) ha dado relevancia a Oriente Medio

Aquí hablamos de relevancia para la Humanidad (haAdam), pues parte desde el Mismo Elohim que se la ha dado. Pero esta no está puesta por el color de piel, ojos, y cabello; pues Elohim Mismo hizo al hombre adaptado a cada área geográfica, y para eso están los rasgos de cada grupo humano; no para ejercer discriminación. Si una persona es en sus rasgos de cierta y determinada manera, eso está relacionado con la adaptación al medio ambiente, y por ende en la bendición de Elohim de fructificar y ser próspero. De modo que el llamado racismo tiene muy poco de las escrituras; más bien responde al egoísmo, y ridiculez humanas.

Llegado el momento, Elohim pone en la Zona del Huerto (según el ADN el humano ya estuvo allí hace más de 70.000 años), quienes en su momento comieron de un árbol que no debían comer. Pero El les hace una promesa de restauración por su simiente, esto es, el Mesías. Según la Torah la simiente es importante; así como lo es en los análisis que hacemos de los asuntos de la vida en general entre las especies de toda la tierra. Por ello vemos una continuidad de simiente desde los primeros seres humanos hasta los hijos de Israel.

Por su parte, dice el Salmo:

Sal. 133:3 - "Como el rocío de Jermon, que desciende sobre los montes de Sión; porque allí constituye YHWH bendición: vida eterna."

No es un asunto de rasgos, sino un asunto de "un linaje"; y ese linaje resulta vencedor, de manera de ser luz para el resto de las naciones, y participen de lo mismo. También la obediencia es un ingrediente en todo esto, tal cual vemos que acontece con Abraham; hombre fiel a Elohim, y a quien le hizo una promesa firme para su simiente, esto es, Israel y los gentiles que entran en el nuevo pacto en Yeshúa.

Oriente Medio como puente hacia el mundo

Los sucesos descriptos en las escrituras tienen una ubicación histórica, y además el hecho que todo lo relatado en el Cap. 3 del Primer Libro de la Torah (Génesis) haya sido en Medio Oriente, también tiene un significado profundo para todos. Las relaciones genéticas entre humanos nos indican que Medio Oriente fue el lugar desde donde el hombre se propagó por toda la tierra, y previamente procede del África. Esto implicaría que los primeros humanos eran de piel oscura. ¡Sorpresa para los racistas! Y sorpresa también para los literalistas bíblicos, pues la Torah dice que Elohim creó al hombre, y lo puso en un Huerto que sembró al Oriente. El Hombre es ha'Adam (Adán), que también se traduce como: la Humanidad.

Bereshit/Gn. 2:8 - "Y YHWH Elohim plantó un huerto en Eden, al oriente; y puso allí al hombre a quien había formado."

Esto podría indicar origen en África Oriental, y luego ser establecido en la Región del Creciente Fértil; específicamente en el Huerto de Eden (en algún lugar de la Mesopotamia). Esto también está de acuerdo con la cuestión filogenética que mencionamos; y además un eventual lapso de tiempo entre la instancia de su creación, y la instancia en que es instalado en el Huerto, propagándose luego por el resto del planeta.

Tal es así, que ya no se habla de razas para el caso del humano, sino de distintos rasgos para una misma. ¿Qué dice la Torah? haAdam ¡El Humano! En realidad nos correspondemos con una ínfima variación de código genético. ¡Todos somos prácticamente iguales! Lo cual muestra una vez más que entre la investigación científica, y Torah, hay correspondencia; desde ya si las interpretaciones están dadas en el marco adecuado.
 



Habitante actual de Etiopía, lugar donde se han encontrado restos de seres humanos que datan de cientos de miles de años
 



El Valle del Omo, Etiopía: Vista Satelital

 

Vista Satelital de Medio Oriente
Etiopía está al extremo Sur

 

Según ciertos análisis genéticos, lingüísticos y paleontológicos, el hombre pasó por Medio Oriente abriéndose en ramas migratorias, y desde allí se habría extendido hacia Asia Central. Luego siguiendo hacia el Oriente llegando a América por el Estrecho de Bering. Estos son los Aborígenes Americanos. Luego hacia Occidente por el Norte; estos son los europeos. También por el Sur de Europa, y al Norte de África. Otros, siguiendo hacia el Sur de Asia cruzando hasta Oceanía.

Decíamos que los diferentes rasgos (piel, pelo, ojos, altura...) en los humanos son adaptaciones al medio ambiente; y la Torah no pone énfasis en distinguir "razas", sino en distinguir una simiente, que es Israel, y Yeshúa.
 



Los distintos rasgos tienen que ver exclusivamente con asuntos de adaptación al ambiente. Es decir, son una bendición de Elohim para cumplir con llenar la tierra; distinto a lo que mentes ignorantes e insensatas suelen dar como interpretación del concepto de "raza".

Por tanto:

1: Desde Medio Oriente llena el humano el resto del planeta.

2: Elohim pone al Hombre en Medio Oriente, y luego en un Huerto que sembró Él Mismo para que lo ministrara y cuidara, con el Árbol de las Vidas, y el de la Ciencia del Bien y del Mal.

3: Es por ende el lugar escogido para revelar la palabra santa, y desde allí ser luz para todas las naciones.

4: Es la vanguardia en la agricultura y la ganadería.

5: La promesa de la simiente de la mujer venciendo sobre la mentira, y la muerte de los linajes, ocasionados por la desobediencia.

El ser cazador-recolector hizo que el hombre llenara la tierra, mientras vivía de lo que el entorno le brindaba, tal cual instruyó Elohim al hombre (Gn. 1:30). Por tanto es hasta razonable que por Medio Oriente se llenara el resto de la Tierra, ya que es el puente entre África y el resto del mundo; y además, la actitud de caza y recolección le lleva a moverse permanentemente por la tierra en busca de recursos.

La razón de esta situación pivote para Medio Oriente: Es donde Elohim decidió desde un principio poner Su santa morada, y desde donde consolidaría sus pactos. De hecho fue expulsado de ese sitio de paz, y prosperidad, y sabiduría, que estaba en progreso de ser enteramente suyo, y a ser revelado en su totalidad, y para todos. El hombre no pudo vivir para siempre, situación que se subsana en Yeshúa.

Oriente Medio y el futuro del ser humano

Aunque las cosas han tenido interrupciones, una de las cuales vemos aún hoy con un Medio Oriente lleno de guerras; la palabra de Elohim nos dice que todo será como debió ser al principio, esto es, el humano (con rey Yeshúa como pivote) con la Torah como base juzgando la tierra desde Sión; siendo de luz para el resto de las naciones; las cuales reconocerán que allí mora Elohim en Su Santo Templo. Esa fue la promesa a la mujer, que por su simiente vendría (Gn. 3:15):

Joel 3:16-17 - "Y YHWH rugirá desde Sión, y dará Su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y la tierra; pero YHWH será la esperanza de Su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel. Y conoceréis que Yo soy YHWH vuestro Elohim, que habito en Sión, Mi santo monte; y Jerusalén será santa, y extraños no pasarán más por ella."

Yeshayah/Isaías 2:3 - "Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YHWH, a la casa del Elohim de Jacob; y nos enseñará Sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque desde Sión brotará la ley, y desde Jerusalén la palabra de YHWH."





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org