...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El Hijo de Elohim (Di-s), y los hijos de Elohim

por Leonardo Betetto


El hijo de Elohim: el humano (Adán)

El primer hijo de Elohim fue Adam/Adán (Lc. 3:38), no porque Elohim se reprodujera con otro ser, o porque lo hubiera creado, sino por una cuestión de preeminencia otorgada, y por haber pactado con el; por haberle dado la supremacía sobre la creación, al margen de ser hecho según su imagen, tal cual su semejanza. Si de ser creado por Elohim se tratase, entonces los animales también serían hijos de Elohim, lo cual sabemos no es así según la Biblia.

Algo similar acontece con los seres celestiales, esto es, son hijos de Elohim en su posición de preeminencia, y realidad existencial que les a otorgado el Mismo Elohim. Se mencionan estos hijos de Elohim en: Gn. 6:2, 4; Job 1:6, 2:1, 38:7; Enoc 71:1. También Yeshúa menciona que los redimidos por el nuevo pacto serán hijos de Elohim por la resurrección de los muertos, así como Yeshúa mismo se constituyó en la primicia de los mismos.

Esto en cuanto al Cristo:

Rom. 1:4 - "...que fue declarado Hijo de Elohim con poder, según el espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos."

Esto en cuanto a los futuros resucitados:

Lc. 20:36 - "Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Elohim, al ser hijos de la resurrección."

¿Que sucede entonces de lo que va desde Adán a Cristo, con sus resucitados?

La condición de EL Hijo de Elohim estaba disponible solo para ciertas personas durante todo ese intervalo de tiempo, tal es el caso del Rey de Israel:

2 Shemuel/S. 7:13-14 - "El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo."

Este lo dice para el caso del rey Shelomoh/Salomón, pues la línea genealógica de Adán pasa precisamente por este rey, hasta que finalmente llega a Yeshúa, descendiente de David, Su padre (vía Yosef/José).

Los Salmos también refieren al rey de Israel como EL HIJO:

Sal. 2:12 - "Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían."

Esta es la razón por la cual era tan esperado el Hijo de Elohim durante la época del Cristo, y era considerado un hombre tan especial, pues sabían muy bien que "el" Hijo de Elohim era el rey de Israel encargado de liberarlos. Lo que muchos no entendieron es que vino por primera vez para salvarlos de sus pecados, no de sus enemigos terrenales.

Ivrim/Heb. 5:5 - "Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy."

No porque resultara un ser divino, como plantea el Cristianismo caído post-apostólico, sino por la preeminencia y la función especial que tiene para Israel y el mundo, que por medio de él serían hechos a su vez hijos de Elohim muchas personas.

Yojanán/Jn. 1:12 - "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Elohim."

Los hijos de Elohim por el Mesías

Si recibir al Cristo es una condición para ser hecho hijos de Elohim en el nuevo pacto, esta condición estaba disponible antes de él por formar parte del pueblo de Elohim como una persona justa. De modo que en el nuevo pacto, tanto judíos como las naciones que han creído alcanzan esta condición tan digna y especial, con el sello del espíritu santo, que es la señal y la promesa de alcanzar cosas mayores aún, cuando se manifieste Yeshúa, y los hijos de Elohim junto con él.

Rom. 8:19 - "Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Elohim."

...21 - "porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Elohim."

1 Yojanan/Jn. 3:2 - "Amados, ahora somos hijos de Elohim, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es."

Y estos hijos de Elohim por Yeshúa, son los que en esta era forman el Israel de Elohim. Son ellos tanto judíos como gentiles, o gente de las naciones, que tal como declaran las escrituras, llegado el momento serán quienes gobernarán el mundo, bajo el reinado de nuestro Rey Mesías Yeshúa, según la voluntad de Elohim.

Finalmente todos seremos hijos de Elohim

Existe un hermoso pasaje del Apocalipsis, que nos dice que el que finalmente venza sobre todas las cosas por venir en este mundo, aún luego del reinado milenial del Cristo, será hecho también hijo de Elohim:

Ap. 21:7 - "El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Elohim, y él será mi hijo."
 

Por tanto hijos de Elohim son, y han sido:

Adam.

Los seres celestiales o ángeles.

Los reyes de Israel.

Los israelitas justos

Yeshúa, por ser Ungido Rey (descendencia de Adán) y Sumo Sacerdote.

Los que creen en el nombre de Yeshúa, y reciben el espíritu de santidad (judíos como gentiles).

Los mencionados que alcancen la resurrección de los muertos, tal como la alcanzó Yeshúa.

Los que finalmente venzan haciendo lo bueno en este mundo malo, al final de todas las cosas por venir.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org