...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El significado de ser Jesús el Hijo de Elohim (Di-s)

por Leonardo Betetto



Quisiera exponer sobre este importante tema, no sin antes comentar sobre la temática de la helenización, o más bien paganización de la doctrina del Hijo de Elohim. Para la mentalidad hebrea, y el contexto de las escrituras, el ser Hijo de Elohim tiene que ver con obtener una preeminencia; sin embargo para el paganismo ser hijo de los dioses tiene que ver con una cuestión de sustancia. Es este último concepto que se desenvuelve el postulado del Concilio de Nicea, donde se establece lo que se llama "La Divinidad del Hijo". Recordemos que este Concilio vino a ser siglos luego de que los hombres de Elohim nos dejaron las Escrituras, y en base a una problemática interna del mismo Cristianismo, ya separado de la raíz Judía de su fe.

El es hijo de Elohim (Di-s) no Elohim

Así, para el cristianismo oficial el ser el Hijo de Elohim tiene que ver con ser Elohim mismo, de la misma sustancia de Elohim, y es eso lo que interpretan de los pasajes donde interviene el concepto de Hijo de Elohim.

El pasaje esgrimido para justificar el dogma inventado de la Deidad de Cristo es:

Ivrim/He. 1:3 - "...el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia..."

Nótese que Cristo es la imagen o impronta de la sustancia (la esencia) del Padre, no de la misma sustancia del Padre. Hay una importante diferencia conceptual. El pasaje nos comenta sobre el carácter de Cristo, en su santidad y perfección, es imagen del Elohim invisible (Col. 1:15); pero entonces con mayor razón no es ese Elohim invisible. Los trinitarios dicen del Cristo, que es Elohim como el Padre, esto es una blasfemia rotunda. El Cristo dejó muy en claro que el Padre es único, que solo El es bueno, el único Elohim verdadero (Jn. 17:3; Mt. 19:17). En el libro del Apocalipsis vemos a UNO sentado en el trono; y eso es evidentemente porque como El no hay otro. Si el Cristo fuera Elohim como el Padre, el mismo nos lo habría enseñado. Además hubiera enseñado a darse culto a si mismo, no como le responde a Satanás en el desierto, que solo al Padre le debemos el culto (Mt. 4:10).

Veamos entonces...

  • Cristo tiene un Elohim (Ap. 3:12; 1 P. 1:3).

  • Cristo enseña a dar culto a YHWH (Yihwéh: El -que- Estará) (Mt. 4:10).

  • Cristo dice que al Padre buscarán adorarle los verdaderos adoradores (Jn. 4:23).

  • Elohim es la cabeza de Cristo (1 Cor. 11:3).

  • Hay uno sentado en el trono, que es el Padre (Ap. 4:2).

  • Elohim le da a Jesucristo una revelación, lo cual indica que Cristo no la tenía (Ap. 1:1).

  • Los creyentes oran al Padre, no a Cristo. Inclusive el mismo Cristo ora al Padre (Jn. 17:1).

  • Cristo dice que la blasfemia contra él será perdonada, pero contra el espíritu, es decir, contra Elohim el Padre Mismo, no será perdonada (Mt. 12:32).

Cristo es menor que el Padre

Es obvio con tanta evidencia a su favor, que el Cristo es inferior al Padre; pues como si lo dicho fuera poco, el mismo Cristo lo dice:

Jn. 14:28 - "...porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo."

Por tanto los trinitarios, y similares, se han creado un Elohim falso, pues la Biblia nos enseña muy claro que el único Elohim es el Padre. Sin embargo los trinitarios dicen que hay un Elohim que son tres, y Elohim no son tres, es uno (Dt. 6:4; Is. 43:10; Gal. 3:20; St. 2:19). Y 1+1+1 no es 1, sino 3, es decir, politeísmo.

Habiendo repasado este tema de la existencia de un solo Elohim, es que continuamos con la temática de qué es ser Hijo de Elohim. Para tal fin, iremos donde se acusa de blasfemia a Cristo por hacerse Hijo de Elohim:

... 10:33-36 - "Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Elohim. Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Elohim (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Elohim soy?"

Ante todo aclaremos que en griego no hay forma de señalar "un", de modo que los pasajes de las escrituras, como los traductores son trinitarias (es decir, nos ocultan la verdad por sus creencias sectarias), vierten "te haces Elohim", cuando por ejemplo, una versión no trinitaria, como la del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová vierte: un Elohim. Y que esta última es la forma correcta de decirlo lo vemos en las siguientes palabras de Yeshúa; quién por su parte tuvo una excepcional oportunidad de declarar "su deidad"; por ejemplo al decir:

  • Soy Elohim.

  • Soy la segunda persona de la Santísima Trinidad.

  • Soy la Deidad.

Jesús no es Elohim (Di-s)

Pero una blasfemia de ese tipo el jamás la hubiera dicho, porque era santo, y obediente, y buen Hijo; el jamás se arrojó el título de único Elohim verdadero, sino que nos enseñó Quien es ese Elohim verdadero.

Note que habla sobre el ser llamados dioses a quienes vino la palabra, de modo que hacerse Hijo de Elohim, o en su defecto, un Elohim, por ser el santificado y enviado al mundo, eso no sería blasfemo, pues claramente el hacerse un Elohim era tomado como blasfemia por estos judíos que le acusaban. Y le acusaban pues sabían que el Hijo de Elohim es un hombre ungido por el poder de Elohim, con un propósito muy especial, y que por tanto es un Ser Poderoso, o un Elohim.

Es aquí donde debemos traer el concepto judío de Hijo de Elohim, no el concepto pagano que luego se infiltró en el Cristianismo.

Veamos cuál es ese concepto judío:

2 Shemuel/S. 7:14 - "Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo..."

Ibrim/He. 1:5 - "Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Elohim jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?"

Esto es claramente un asunto de convención, es decir, el Rey de Israel es constituido Hijo de Elohim, y por tanto el Cristo Yeshúa es con todo derecho Hijo de Elohim. Recordemos que Cristo es el equivalente hebreo de Mesías (Mashiaj), esto es, Ungido. En la perspectiva pagana no existe el concepto de ungido como en el judío, de modo que muchos de los no judíos ceden el lugar a sus mitos, y leyendas de los dioses-hombres.

Veremos otro pasaje donde se anuncia el ser Hijo de Elohim Yeshúa:

Lc. 1:35 - "Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Elohim."

A instancias de esta traducción de Reina Valera 1960, parecería que el santo ser sería llamado Hijo de Elohim por el exclusivo hecho de ser hijo de Miriam/María con el espíritu santo, pero una traducción más precisa del griego nos deja ver otro hecho:

"...por lo cual el nacido de ti será santo, será llamado Hijo de Elohim."

El problema de la sustancia divina (Nicea)

Un ser santo como es Yeshúa es Hijo de Elohim, no por el hecho de haber obtenido una sustancia igual al Padre en su nacimiento. La noción de que Yeshúa es hijo de Miriam/María con el espíritu de santidad es una falsa concepción, pues nació de María con Yosef/José (óvulo y espermatozoide), por la acción del espíritu de santidad, lo cual en efecto le da ascendencia a David por vía de su padre José, y de ese modo puede lícitamente reclamar el reinado de Israel. El Cristo predicado por la cristiandad caída es un falso mesías, pues no tiene ascendencia de parte de su padre José, que en efecto era de la casa de David (Lc. 1:27). El hecho que naciera de esa forma le hacía santo, Hijo de Elohim, pues fue separado ya desde el vientre como un ser santo para el noble fin para el cual fue enviado al mundo.

Por su parte, existe otro pasaje que habla sobre la condición de hijo único de Jesús en cuanto al Padre, que es Juan 1:18:

"A Elohim nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer."

Que otras versiones vierten como "unigénito Elohim", dando a conocer la condición de un Elohim de parte de Yeshúa. El pasaje nos resalta la condición de ser único que es Cristo Jesús, no que Elohim el Padre se haya reproducido con una mujer, pues esto en el contexto sería un extraño adulterio. Elohim jamás se metería en el material genético de un hombre para usurpar su lugar de padre biológico, como lo fue José para Yeshúa; lo cual vimos, es una condición esencial para su mesianidad.

Por tanto, Cristo es un Elohim e Hijo de Elohim, no como por la reproducción del Elohim padre del paganismo, que engendra dioses como él, sino por una cuestión de convención de la preeminencia que le ha otorgado Elohim, partiendo desde intervenir en su concepción misma. El dogma de la Deidad o Divinidad de Cristo es un invento del Concilio de Nicea, recién allá por el 325 DC; tal como ellos mismo inventan en su doctrina:

Credo del Concilio de Nicea: "Creemos en un solo Dios, Padre todopoderoso, creador de todas las cosas visibles e invisibles; y en un solo Señor Jesucristo, el Hijo de Dios; unigénito nacido del Padre, es decir, de la sustancia del Padre; Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero..."

Así vemos que fue en este concilio que se hace Elohim verdadero a Jesús, y que se le declara de la misma sustancia del Padre, ya en un contexto apóstata de la sana fe bíblica.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org