...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La falsa doctrina del purgatorio

por Leonardo Betetto



Nota
: los énfasis en las citas son añadidos por al autor del presente.

Dice el Catecismo Católico:

CIC #1030/31- "Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo...

...La Iglesia llama Purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados. La Iglesia ha formulado la doctrina de la fe relativa al Purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia (cf. DS 1304) y de Trento (cf. DS 1820: 1580). La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura (por ejemplo 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7) habla de un fuego purificador..."

Veremos esos textos de las escrituras que citan en el Catecismo, y su contexto:

1 Cor. 3:11-15 - "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego."

Falso purgatorio de fuego

El pasaje en ningún momento habla de pasar por fuego a la persona que edifica, sino SU OBRA SERÁ PROBADA POR EL FUEGO. La figura del fuego es ampliamente usada en las escrituras para señalar el fuego de Elohim que quema lo que no sirve, y manifiesta las cosas útiles. Por eso dice Pablo que fuego probará la obra de cada uno: si es heno, madera, hojarasca, serán quemados de inmediato, sin embargo, los metales preciosos se purifican en la medida que son derretidos, y luego solidificados.

Bamidbar/Nm. 31:23 -"todo lo que resiste el fuego, por fuego lo haréis pasar, y será limpio..."

Este último pasaje está en la Torah con respecto al motín de guerra; estos son los metales, que deben ser fundidos, y purificados mediante el proceso, puesto que vienen de un entorno y uso de pecado e inmundicia.

También, en cuanto la actitud directa al hombre, la escritura dice que Elohim es fuego consumidor, pero esto no es para purificar algún "alma inmaterial", sino directamente para destruir al hombre:

Debarim/Dt. 4:23-24 - "Guardáos; no olvidéis el pacto de YHWH, nuestro Elohim, lo que ha pactado con vosotros, y no prevariquéis, y os hagáis esculpida figura de todo lo que te ha vedado el Señor, tu Elohim; porque YHWH, tu Elohim, fuego consumidor es, un Elohim celoso."

...9:3 - "Entiende, pues, hoy, que es YHWH tu Elohim el que pasa delante de ti como fuego consumidor, que los destruirá y humillará delante de ti; y tú los echarás, y los destruirás en seguida, como YHWH te ha dicho."

Yeshayahu/Is. 29:6 - "Por YHWH de los ejércitos serás visitada con truenos, con terremotos y con gran ruido, con torbellino y tempestad, y llama de fuego consumidor."

Ahora veremos el pasaje de Pedro:

1 Kef/P. 1:7 - "para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo..." (Reina Valera 1960).

Lo probado por fuego es nuestra obra, no un alma inmortal

El pasaje de Pedro dice que nuestra fe se prueba con fuego, no que nosotros somos sometidos a fuego para purificarnos, y menos todavía que esto tenga lugar antes de entrar al cielo luego de morir; pues al morir dormimos, hasta la resurrección.

Resumiendo, la Biblia usa la figura del fuego para tres situaciones:

1- La destrucción de la obra que no sirve, del creyente.
2- La destrucción directa y efectiva de las personas, y/o las posesiones indeseadas, y sacrílegas.
3- La purificación por el ejercicio de la santidad, en el cual se toma al espíritu de Elohim como un fuego, alegóricamente hablando del item #1, pero de lo que forma parte del ser del individuo.

Este último caso, nos declara el bautismo del espíritu santo, que inicia una obra de purificación en el hombre; tal es que dice el Evangelio de Mateo:

Mattityahu/Mt. 3:11 - "Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego."

Y este fuego es el que - figurativamente hablando - elimina todo lo indeseable en nuestras personas, por medio de lo que sería la santificación. Experiencias y procesos internos de que lo van santificando, y perfeccionando. Como se podrá ver, nada que ver con ser sometido a un fuego luego de morir.

Como evidentemente la Escritura Santa no da indicios del tal purgatorio inventado por la Iglesia Católica, hacen referencia a Concilios y palabras de los llamados "Padre de la Iglesia". Personas que ya habían apostatado de la fe, tal como la Biblia nos relata. Personas que vivieron siglos luego de los hombres de Elohim de la Biblia. Ésta dice que luego de la partida de los apóstoles y discípulos, los hombres caerían en una gran apostasía, esto es, el abandono de la sana fe bíblica.

La apostasía llena de mitos en el cristianismo post apostólico

1 Tim. 4:1 - "EMPERO el Espíritu dice manifiestamente, que en los venideros tiempos alguno apostatarán de la fe escuchando á espíritus de error y á doctrinas de demonios..." (RV 1909)

2 Tim. 4:4 - "y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas."

Dicho sea, que la purificación por fuego de la que nos habla la Biblia, en cuanto a la santidad, es un asunto de actitud y de procesos conductuales de la persona, que lo van mejorando, no un fuego literal que atormente al individuo en forma inútil, bajo un contexto mitológico de lugar de tormento.

Otro detalle importante de destacar, es que un fuego literal no purifica en santidad a la persona. Este tipo de doctrina de demonios es típica en el catolicismo, donde el ascetismo y las autoflagelaciones son comunes como forma de lograr santidad. Existen testimonios entre los por ellos llamados "santos", que se provocaban importantes actos de tortura para pagar por sus culpas. El único que se provocó por otros este tipo de cosas es Yeshúa, y por cierto hasta la muerte misma en el madero. Pero con ese sacrificio se ha pagado por la santidad de todo Israel, no hace falta que cada redimido lo repita ni en el más mínimo detalle.

¿Qué hay de los mártires?

Los mártires cristianos son personas creyentes que fueron asesinados por causa de su testimonio. La causa de su flagelación y/o muerte no fue la falta de santidad, y la necesidad de una purificación, sino el ya citado testimonio que tenían. Por su parte, el resultado no es un perfeccionamiento en la santidad, sino la promesa de reinar junto con el Mesías en la era venidera.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org