...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo no es la fórmula según Shem Tov

por Leonardo Betetto



Epifanio, Panárion 29, dice lo siguiente respecto de los nazarenos, esto es, la secta original de los hebreos creyentes en Yeshúa:

"Tienen la Buena Nueva según Mateo muy completa en hebreo. Porque es claro que ellos aún la preservan, en el alfabeto hebreo, como fue escrita originalmente..."

Está claro en este testimonio histórico, que existe una versión hebrea de Mattityah/Mateo, escrita enteramente en hebreo.

Shem tov conserva la esencia original del Mateo hebreo

En los últimos tiempos ha salido a la luz una versión en hebreo, que figura como apéndice en el tratado Even Bojan, del rabino y doctor Shem Tov Ben Itzjaq Ibn Shaprut. La particularidad de la obra está especialmente al final de dicho evangelio, y se trata de la ausencia absoluta de la famosa fórmula trinitaria con la que han estado bautizando a millones de inocentes cristianos a lo largo de esta era. Ni hablar del bautismo de niños, que es falso, por no contar con la participación del mismo en el acto de fe; pero hablando de gente que en efecto, quiso dar un paso adelante aceptando este bautismo, lo ha hecho con una fórmula que no se corresponde con lo que enseña la Biblia, y ya tenemos la primera razón, que hay un evangelio de Mateo Hebreo donde no figura la misma.

Muchos discípulos de Yeshúa sabíamos que llegaría la hora donde se podría cuestionar con bases sólidas la fórmula trinitaria.

Al margen de esta razón, existen otras dos que son de mucho peso para negar el famoso bautismo trinitario:

-- Los apóstoles y discípulos, en la Biblia, dan testimonio de sumergir en el nombre de Yeshúa:

Hch. 2:37-38 - "Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo." (Reina Valera 1960).

-- El nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo es un sinsentido en las escrituras. No existe mención siquiera parecida para hacer algo así en nombre del Padre o del Hijo. El Padre se llama YIHWEH, el Hijo se llama Yeshúa, y el espíritu de santidad es el espíritu de Elohim (Di-s), pero no es una persona distinta, como blasfeman los trinitarios; por lo tanto no puede tener un nombre, o llamarse igual al Padre, o al Hijo. Es por tanto esta expresión un invento de los trinitarios, fraudulentamente añadida a los manuscritos.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org