...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



Refutando la doctrina de los sufrimientos eternos en el infierno

por Leonardo Betetto



La Biblia nos comenta que los malos e impíos perecerán por fuego para siempre, es decir, tendrán la pena de la destrucción eterna para nunca más existir. Contrario a lo que ciertas corrientes doctrinales expresan, esto es, que los malos continuarían existiendo en una condenación de fuego y castigo continuos para siempre.

LOS IMPÍOS SERÁN DESTRUIDOS

Los pasajes de las escrituras que nos hablan de la destrucción son los siguientes:

Salmo 37:9 - "Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en YHWH, ellos heredarán la tierra."

...37:20 - "Mas los impíos perecerán, y los enemigos de YHWH como la grasa de los carneros serán consumidos; se disiparán como el humo."

...37:38 - "Mas los transgresores serán todos a una destruidos; La posteridad de los impíos será extinguida."

...92:7 - "Cuando brotan los impíos como la hierba, y florecen todos los que hacen iniquidad, es para ser destruidos eternamente."

Isaías 29:20 - "Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido; serán destruidos todos los que se desvelan para hacer iniquidad..."

Malaquías 4:1-3 - "Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho YHWH de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho YHWH de los ejércitos. 

Y la destrucción es precisamente el ser cortados y extinguidos para nunca más existir, no para ser atormentados para siempre en algún lugar de castigo por fuego.

FUEGO ETERNO ES DESTRUCCIÓN ETERNA

Por ejemplo, el fuego que asoló Sodoma y Gomorra se dice que fue precisamente fuego eterno, sin embargo esas ciudades no están ardiendo en el día de hoy, sino que ya no existen, se extinguieron, al igual que lo que se dice de los malos.

Judas 1:7 - "como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno."

Por eso cuando Yeshúa menciona un fuego eterno, se está refiriendo a dos cosas paralelamente: por un lado que dicho fuego es literal, así como lo fue para las ciudades mencionadas, que llovió fuego de YHWH
(Yihwéh: El -que- Estará) desde el cielo para consumirlas (Gn. 19:24), y por otro lado se nos dice también que dicha destrucción será para siempre, es decir, hay un cese de existencia por toda la eternidad. La palabra griega usada para infierno es "géena"; lugar de destrucción en Jerusalén donde ardía fuego, pero obvio es un fuego donde las cosas son quemadas hasta la destrucción, no arden eternamente allí. También hay una interpretación de destrucción eterna y fuego eterno, y sufrimiento eterno, y es que todo esto procede de Elohim, pues Judas dice que las ciudades fueron víctimas de fuego eterno, y la Torah dice que fue YHWH quien hizo llover fuego de parte de YHWH.

La escritura que citamos de los Salmos y Profetas nos dicen que los malos serán destruidos, y ser destruidos es precisamente un cese de existencia, con el acto de disipación asociados, tal como dice el Salmo haciendo una comparación con la grasa de los carneros. También se dice que los malos no tendrán ni raíz ni rama, es decir, no dejarán descendientes, y que serán ceniza. La ceniza es el resultado del fuego abrasador que consume para siempre, tal como el Salmo 92 comenta, sobre la destrucción eterna. Es pues, lo eterno la destrucción, y por un literal fuego:

Mateo 25:41 - "Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles."

LA INTERPRETACIÓN DE APOCALIPSIS 20:10

Y en dicha instancia Yeshúa trae a colación un fuego especial preparado para Satanás y sus ángeles, el cual es mencionado en el libro del Apocalipsis:

"Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos." (Reina Valera 1960).

La palabra "estaban" ha sido agregada por los traductores, pues el texto original en griego no contiene dicha palabra tendenciosa. Dicho de esa manera, daría la noción precisa de que la bestia y el falso profeta estarán quemándose en forma permanente en el lago de fuego y azufre.

Otras versiones traducen:

"El diablo, que los había engañado, será arrojado al lago de fuego y azufre, donde también habrán sido arrojados la bestia y el falso profeta. Allí serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos." (Nueva Versión Internacional).

"y el diablo el que los seducía, fue arrojado al lago del fuego y azufre; donde también, la bestia y el pseudoprofeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos." (Versión de Jüneman).

"Y el satan que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde [esta] la bestia y el falso naví y seran atormentados dia y noche para siempre jamas." (Brit Xadasha 1999).

Esta última versión coloca entre corchetes la palabra "está" ya que claramente no figura en el texto griego. La Nueva Versión Internacional declara, para completar la idea, que el diablo será arrojado en el lago de fuego: "donde también habrán sido arrojados la bestia y el falso profeta". De todos modos, ateniéndonos al texto en griego, no deberíamos ubicar ninguna palabra donde no debe ser. Y es precisamente este texto traducido tal cual Reina Valera 1960, y otras, los que citan los defensores de la doctrina de los sufrimientos eternos.

EL PASAJE DE DANIEL 12:2

"Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua." (Reina Valera 1960).

"Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra se despertarán, unos para la vida eterna, otros para el oprobio, para el horror eterno." (Biblia de Jerusalén).

Reina Valera 1960 directamente nos da a entender una realidad distinta al sufrimiento eterno en un lugar de fuego, lo cual si estaría dando lugar la Biblia de Jerusalén al usar en segunda instancia la palabra "horror".

Citaremos a continuación el significado de ambas palabras, las cuales son del hebreo bíblico:

Jerpá: afrenta, deshonra, escarnio, infamia, vergüenza.
Deraón: abominable, confusión.

Y luego veremos como traducen otras versiones:

"Y muchos de los que duermen en la anchura de la tierra, resucitarán, unos a vida sempiterna, otros a oprobio, otros a dispersión e ignominia sempiterna" (Versión de Jüneman).

"Y habrá muchos de los que están dormidos en el suelo de polvo que despertarán, estos a vida de duración indefinida y aquellos a oprobios [y] a aborrecimiento de duración indefinida." (Versión del Nuevo Mundo).

"Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, algunos a vida eterna y algunos a vergüenza eterna y aborrecimiento." (Traducción Israelita Mesiánica).

No se menciona por ningún lado un sufrimiento eterno en fuego, sino que se está refiriendo para lo que serán despertados los malos antes de su segunda muerte, esto es, una memoria de deshonra y abominación.

LA UNIDAD DEL SER HUMANO

Otro argumento presentado por quienes sostienen la noción del tormento eterno, es que el que será destruido para nunca más existir es el cuerpo, pero el alma es la que padecerá dicho tormento. Respecto de esta noción es preciso aclarar que el hombre ES un alma viviente, no que tiene un alma viviente.

Génesis 2:7 - "Formó, pues, El SEÑOR Elohim al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un alma viviente." (Versión Antigua).

El hombre es desde la expresión en hebreo una nefesh, se traduce como alma o persona; no que tiene un alma inmortal, tal cual sostienen los católicos, y los evangélicos.

Aunque no es el tema en cuestión, diremos que el concepto de alma va adquiriendo una significación más amplia en la medida que avanzamos en las escrituras. Tal es que se utiliza con mucha frecuencia como una forma de mencionar el ser interior, o referencia directa al psiquismo (3 Jn. 1:2, Ap. 18:4), tal cual el término usado en griego (psijé). Pero nada de esto sugiere que dicho psiquismo sea una "dimensión" separada del todo que es el humano, y menos que perpetúe una existencia eterna fuera del cuerpo, y menos que menos para tormento eterno. La resurrección será de las almas, es decir, el humano como un todo será levantado tras la resurrección de los muertos (Ap. 20:5-6). Yeshúa dice que los asesinos pueden matar el cuerpo, pero no el alma (Mt. 10:28), es decir, pueden dañarnos físicamente, pero no la psijé, esto es, nuestro ser interno.

CONCLUSIÓN

Así vemos que la idea de un sufrimiento eterno en fuego para los pecadores, es una idea que tiene un origen en la mística, no en las Escrituras de la Biblia. La noción de vida eterna para el impío es una conclusión equivocada a la que llegaremos si aceptáramos dicha doctrina, lo cual es una negación de la verdad de Elohim tan grande, de que la vida eterna es solo para el justo. Elohim no es un demonio torturador que quiere verle sufrir al impío para siempre en un lugar de fuego, sino que los mismos serán destruidos, esto es, no tendrán más existencia en ningún lugar. Tras la resurrección de los muertos, los justos resucitarán para vida eterna, y los impíos para destrucción eterna, cayendo así en deshonra e ignominias perpetuas (Dn. 12:2).





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org