...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El nuevo nacimiento en el reino de Elohim (Di-s)

por Leonardo Betetto


El espíritu en el nuevo pacto, y los mandamientos


Como muchos saben, existen hermosos paralelos entre las fiestas de YHWH, y las realidades espirituales en las que se ve puesto todo creyente verdadero.

También diremos que son pocos los que están dispuestos a admitir que en el pasaje del profeta Yirmeyahu/Jeremías, se guarda una estrecha relación con lo que ellos mismos usan como argumento para trazar una brecha de separación entre el nuevo nacimiento, y dicho pasaje en sí.

Este es el pasaje:

Jer. 31:33 - "Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice YHWH: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Elohim, y ellos me serán por pueblo."

El cristianismo post-apostólico, esto es, los hombres después de los apóstoles, respecto de cuyo comportamiento doctrinal se nos aclara que muchos apostatarían de la fe (1 Tim. 4:1; Hch. 20:29), separaron totalmente el cumplimiento de los mandamientos de parte del creyente, como obligación, del hecho que el mismo debiera nacer de nuevo. Vamos a ver en este estudio que el hecho de grabarse los mandamientos en la mente y el corazón, precisamente está por completo asociado a nacer de nuevo en el reino de Elohim.

La promesa del nuevo pacto que vemos en el profeta Yirmeyahu/Jeremías no es el hecho sencillo de aprender de memoria los mandamientos de Elohim, y que "escritos en el corazón" pueda eventualmente indicar que se los ama. La retórica del profeta está estrechamente asociada a una regeneración espiritual profunda, donde no es posible separar mandamientos de Elohim, de espíritu de Elohim, o la ruaj haqodesh/el espíritu de santidad. De hecho, no solo que el espíritu santo, en relación a la Torah o Ley de Moisés están profundamente ligados, sino que su proceder está circunscripto dentro de las santas fiestas de YHWH, como comentamos, y como veremos.

La salvación y las fiestas de YHWH

El proceso sería algo así como:

# Fiestas de YHWH
Acontecimientos de la historia de Yisrael
Acontecer en el creyente
1 Llamado de Yisrael en Egipto por medio de Moshé Llamamiento de la persona de parte de Elohim al corazón del hombre
2 El faraón se resiste a dejar ir al pueblo Satanás detecta la presencia del espíritu santo, y comienza a fastidiar para que dicho llamamiento fracase
3 El pueblo finalmente sale de Egipto (PESAJ) El creyente deja la potestad de las tienieblas y se dirige hacia la potestad del Hijo de Elohim (Yeshúa)
4 El faraón va tras el pueblo de Yisrael Satanás va tras la persona para hacerlo caer de algún modo, esto es, darle una falsa esperanza, y traerle confusión y muerte
5 El pueblo cruza el mar Rojo, y finalmente escapa del faraón El creyente escapa de los espejismos del diablo, y finalmente queda libre. Lo que arroja de la boca el diablo se lo traga la tierra
6 El pueblo va recibiendo la Torah en el desierto, hay caída de muchos en el proceso Muchos abandonan su camino hacia la vida. La persona se va alimentando de la palabra de verdad
7 La Torah es armada como compendio legal para el pueblo El espíritu santo santo entra en el creyente, y le va guiando a la santa Torah de YHWH. El espíritu desciende en Shavuot (Pentecostés).
8 El pueblo sigue el camino a la tierra prometida. Hay obstáculos y guerras en el medio El creyente debe afrontar tribulaciones y tentaciones hasta finalmente entrar en el reino de Elohim y de Mashíaj.
9 El pueblo entra en la tierra de Canaán El pueblo entra en el reino de Elohim

1: La realidad del llamamiento está inmersa en que es efectivamente YHWH quien llama, no que nosotros llamemos a YHWH. Esto lo podemos corroborar expresamente en muchos pasajes de las escrituras, como por ejemplo:

Shemot/Éx. 4:30 - "Y habló Aarón acerca de todas las cosas que YHWH había dicho a Moisés, e hizo las señales delante de los ojos del pueblo."

Oseas 11:1 - "Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo."

Hechos 2:39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Elohim llamare.

Rom. 8:30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

2 Tes. 1:11 - "Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Elohim os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder..."

Mt. 22:14 - "Porque muchos son llamados, y pocos escogidos."

2: Esta realidad de las pretensiones de Satanás de obstaculizar el llamamiento, lo vemos en la misma parábola del sembrador que nos relata Yeshúa:

Lc. 8:12 - "Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven."

Hasta cierto punto, es evidente que Elohim permite que el diablo se salga con la suya con algunas personas que oyen la palabra. El llamamiento es por tanto efectivo y con el poder de Elohim, cuando el faraón no puede obstaculizar que el mensaje de Elohim llegue al pueblo, esto es, que el que oye la palabra, en efecto sienta el llamamiento de Elohim. Esto puede sonar raro para muchos, pero la misma escritura nos dice que YHWH se reserva el derecho de crear vasos para honra y otros para deshonra (Rom. 9:20).

También dice Pablo a los corintios:

2 Cor. 4:4 - "en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Elohim. "

3: Pesaj ya indicó el paso de la muerte a la vida. En este tercer punto es importante entender que el creyente ha comprendido el mensaje de la salvación, las implicancias que tiene, y se aferra firmemente a su creencia en Elohim y en Mashíaj. Así como vemos en la salida de Egipto, el creyente sale del mundo para dirigirse hacia otro mundo nuevo del cual ha oído, pero que aún tiene que formarse por completo en él. Por eso vemos en la Torah como muchos del pueblo de Yisrael cayeron en el desierto. Antes que esa esperanza se materializara en una llegada definitiva al destino, ellos quedaron en el camino sin llegar, pues se rebelaron contra YHWH.

Este paso de la muerte a la vida lo dice la escritura:

Jn. 5:24 - "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida."

1 Jn. 3:14 - "Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida..."

Shemot/Éx. 15:1 - "Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a YHWH, y dijeron: Cantaré yo a YHWH, porque se ha magnificado grandemente; Ha echado en el mar al caballo y al jinete."

Y ese echar al mar al caballo y al jinete es un claro hecho del paso de la muerte a la vida. El faraón quería matar a los hijos de Yisrael, pero YHWH los salvó destruyendo a los guerreros que los perseguían. Asimismo, Satanás permanece relativamente tranquilo mientras la persona no está en la potestad de Elohim. Ni bien detecta el llamamiento, corre tras el creyente para ponerle todas las trabas que le fuere permitido, y si así fuere el caso: matarlo.

4: El diablo odia a Elohim, y a los seres humanos, especialmente a los santos; de modo que va tras ellos para hacerlos caer, mandarlos a la cárcel, o directamente, si le es permitido, darles muerte, como vemos en los mártires cristianos de todas las  épocas.

Más por eso está escrito:

1 Kefas/P. 5:8 - "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar..."

Ap. 12:17 - "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Elohim y tienen el testimonio de Jesucristo."

Ap. 2:10 - "No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida."

Esto último que nos relata Apocalipsis, muestra que sin duda Elohim permite que el diablo actúe, y eso redunda en definitiva como una prueba que puede ser en favor de los santos.

5: Satanás ha sido ya juzgado y vencido por Elohim en Yeshúa, a través de Su muerte y resurrección. El diablo no tiene ya poder sobre aquellos que se mantienen firmes en la fe de Elohim, tal cual es que vemos el testimonio análogo cuando los israelitas se resisten al faraón:

Shemot/Ex. 14:13 Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que YHWH hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.

Rom. 16:19-20 - "Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal. Y el Elohim de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies."

Stg. 4:7 - "Someteos, pues, a Elohim; resistid al diablo, y huirá de vosotros."

6: En la parábola del sembrador, el Maestro nos dice que muchos caen por el afán de este mundo, a pesar de haber recibido la palabra de verdad con goce:

Mt. 13:20-21 - "Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza."

Y hace mención a la persecución de la que venimos hablando en los puntos anteriores. Ellos optan por volverse al mundo del cual provienen, en lugar de soportar las aflicciones y permanecer en el reino de Elohim.

"Todo lo cual muestra, que si bien el llamamiento es algo que inicia Elohim en el hombre, existen numerosas circunstancias en las que El Mismo nos pone a prueba, y se continúa en el camino, o bien se desvía la persona nuevamente hacia la muerte."

7: Si bien la llegada del espíritu santo al creyente es algo que puede variar en el momento luego que ha creído, es el mismo el que va santificando y guiando a la verdad a los santos. No queda duda en la escritura que hasta que Mashíaj es formado en el creyente hay anhelo de parte de los maestros de la kahal / iglesia de Yisrael:

Gal. 4:19 - "Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros..."

Ef. 4:14 - "para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error..."

En el paralelo de la realidad que vive Yisrael en el desierto, podemos decir que hasta que la palabra no ha sido instalada en el creyente; éste se puede tambalear hacia la mentira con relativa facilidad. Por eso Pablo reniega con los gálatas, quienes estaban siendo desviados hacia un falso evangelio. Así el Yisrael en el desierto, en la medida que recibe Torah, se tambalea y muchos caen en el camino por su falta de fe, y de perseverancia.

La festividad de Shavuot/Pentecostés, tiene un gran significado en cuanto a la formación de la palabra que es Mashíaj en los creyentes (Hch. 2:1), pues en ese día reciben el espíritu de santidad. Vemos en las escrituras como el espíritu de santidad es recibido por la kahal/iglesia un tiempo después que han creído y han recibido la palabra de YHWH. El espíritu de Elohim es un fuego que va disolviendo la paja y hojarasca, y va refinando por ese fuego el metal precioso de la fe y de la santidad.

Así, en su morada en el desierto, Yisrael recibe la Torah, y recibe órden de parte de YHWH de escribirla a la entrada de la nación de Yisrael (Dt. 27:2-4).

8: Entramos en la recta final hacia la tierra prometida. No por ello las cosas tienen que ser más fáciles; pues si bien tenemos el espíritu de santidad morando en nosotros, Elohim permite que debamos esforzarnos para llegar a donde tanto ansían los santos. Esto es una muestra de que somos débiles en la carne, y necesitamos de la fuerza de Elohim para llegar donde anhelamos. El desea que tengamos en cuenta esto todo el tiempo.

Esto dice Pablo para quienes tienen el espíritu de santidad, gran tesoro y gran esperanza, nada más ni nada menos:

Gal. 5:5 - "Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia..."

Pablo mismo había sido afectado por una enfermedad, a quien el llama "un emisario de Satanás para que me abofetee" (2 Cor. 12:7). Y esto en esperas de que no se gloriara en su condición de santo que ha sido llevado inclusive al tercer cielo.

9: Finalmente se lleva a cabo la entrada a la tierra prometida. Yisrael, liderados por Yehoshúa/Josué, libra batallas contra los cananeos para tomar posesión de la tierra que les da YHWH. Así también vemos como el segundo Yehoshúa/Jesús, toma posesión del mundo librando una batalla en Har Meguidoh/Armagedón:

Yehoshúa/Josué 8:1 - "YHWH dijo a Josué: No temas ni desmayes; toma contigo toda la gente de guerra, y levántate y sube a Hai. Mira, yo he entregado en tu mano al rey de Hai, a su pueblo, a su ciudad y a su tierra."

Ap. 19:19-20 - "Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre."

Esta última es la entrada al reino milenial de Mashíaj sobre la tierra. Finalmente, luego del milenio, cuando se vuelva a levantar Satanás sobre la tierra, Elohim Mismo enviará fuego del cielo para destruir a los enemigos Suyos y de los santos, y la tierra será hecha nuevamente.

"Habremos entrado todos los que estamos en el libro de la vida definitivamente al reino de Elohim."





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org