...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El diezmo bíblico

por Leonardo Betetto


Según la Ley de Moisés:

Este es un mandamiento para los hijos de Israel. El diezmo es la décima parte de la producción de la tierra de Israel, que debe ser entregada a los sacerdotes y levitas. La Torah ordena que los descendientes de Leví sirvan apartados entre las demás familias de Israel, y ante las naciones. También a su vez, los levitas deben entregar a YHWH (Yihwéh: El -que- Estará) el diezmo de los diezmos en ofrenda mecida.

Vayikrá/Lv. 27:30-32 - "Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de YHWH es; es cosa dedicada a YHWH. Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a YHWH."

Bamidbar/Nm. 18:26 - "Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a YHWH el diezmo de los diezmos."


Es decir, se trata de una obligación de los hijos de Israel hacia los hijos de Israel de la familia de Levi, y de la tierra de Israel; de su producción tanto vegetal, como de animal que pasa por vara. Si por alguna razón se quisiera rescatar dicha propiedad, se debe añadir el veinte por ciento del mismo en su valor monetario.

También hay diezmo para los huérfanos y las viudas, y para los mismos levitas:

Debarim/Dt. 14:28-29 - "Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levi, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que YHWH tu Elohim te bendiga en toda obra que tus manos hicieren."

Este diezmo es cada tres años. Es naturalmente de bienes comestibles, a fin de que se sacien extranjeros, huérfanos, y viudas; como también los mismos levi'im/levitas que habitan en la tierra de Israel.

Hay quienes dicen: ¡A mi me reclaman el diezmo! ¿Está eso bien?

No, no está bien. Si alguna asamblea, religión o culto, le está cobrando "el diezmo", ese diezmo no es el ordenado en la Torah, y es probable que utilicen mal las escrituras para tal fin. ¿Por qué? Porque como explicamos, el diezmo es para los levitas de parte de los hijos de Israel, y de productos de la tierra de Israel. Sin embargo hay cultos donde piden diezmo a no israelitas, de bienes que no son de la tierra de Israel, y que no son para los levitas.

Objeciones

1: Todo esto en cuanto al sacerdocio levítico. ¿Acaso no dio Abraham - antes de la circuncisión - diezmos al sacerdote Malkitzedeq, antes de entregarse la ley de Moisés? Así es; pero no aparece la ordenanza antes de la Torah de Moshe/Moisés, sino que se trató de un diezmo, dado de un botín, y a un sacerdote no de levi. Es decir, de una "actitud de Abraham". Al margen de lo dicho: ¿Deberíamos tomarlo como ejemplo a Abraham? Bueno, entonces también, "oficiantes de cultos", ofrezcan sacrificios, pues eso también se practicó antes de la circuncisión, y sin haber Templo.

Esto no implica que no se pueda hacer caridad entre los hermanos en la asamblea de Yeshúa, y a su vez con no creyentes; ese es otro asunto. Aquí hemos tocado brevemente el asunto de los diezmos; por lo que muchos deberían no involucrar el diezmo ordenado en la Torah para otros fines, y en un contexto que son ajenos a la misma.

2: ¿En el Nuevo Testamento, no se pidió diezmo?

No hay lugar de los escritos de los primeros nazarenos que diga que se cobró diezmo. ¡Ellos jamás practicaron este ilícito entre los hermanos!

Un pasaje suele ser usado por los comerciantes religiosos para cobrar diezmo:

1 Cor. 16:1-2 - "En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas."

El pasaje no dice por ninguna parte que los fieles creyentes estén dando "un diezmo", sino que dan una OFRENDA VOLUNTARIA para los más necesitados, eso es todo.

3: El Señor ordena vivir del Evangelio

Esto implica que el obrero es digno de su salario (Lc. 10:7). Es decir, aquellos cuya dedicación exclusiva es la palabra de Elohim, tienen derecho a tomar recursos materiales de los fieles para los cuales sirven los ministros de la palabra:

1 Cor. 9:14 - "Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio."

Pero esto tampoco es el diezmo de la Torah, sino una contribución para quienes viven del evangelio, que sería una figura espiritual de aquel diezmo bíblico para sostener a los levitas. En este caso son participantes del sacerdocio de Melquisedec quienes reciben una contribución, pero jamás se ordena que sea un diezmo de bienes o dinero, sino algo voluntario para sostener a los ministros de la palabra.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org