...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



Los códigos civiles occidentales no se basan en los diez mandamientos

por Leonardo Betetto



Estos son los diez mandamientos dados a Moshé/Moisés en el Monte (Shemot/Éx. 34:28). Recordar que las tablas fueron destruidas, y luego fueron confeccionadas otras (Debarim/Dt. 10:4), donde cambia el contenido. En realidad es todo Torah o Ley, de modo que es indistinto.

En este artículo comentaremos sobre los escritos en las primeras tablas, pues en resumidas cuentas es todo parte de un único compendio perfecto e indivisible, que es esta la Ley dada por Elohim.

Engañosamente, se dice que los códigos civiles occidentales, y cuya religión que co - rige es el Cristianismo, se basan en los Diez Mandamientos. Pero esto está lejos de ser así. Los códigos civiles se basan en el Derecho Romano, y el interés particular de cada nación según la época que haya pasado.

Veamos:

» No tener otro Elohim fuera de YHWH

La sociedad occidental tiene libertad de culto, lo cual está en oposición al primer mandamiento, que dice que no debemos adorar a otro que no sea a YHWH. Además, cuando el Cristianismo nos dice que a quien adoran es Éste, no es cierto, pues ellos adoran la Santísima Trinidad.

Al respecto se sugiere consultar:
www.debarim.org/trinidad.htm

» No hacerse imagen de nada en el cielo ni de la tierra, ni inclinarse a éstas para adorarlas

Los espacios públicos tienen deidades erigidas para adoración: La Virgen María, Santos, Obeliscos, arbolitos de navidad, conejitos y huevitos de pascua, chucherías de uso personal con sentido místico, mágico, etc.

 

     

Imágenes de Idolatría y el Sumo Sacerdote de la Idolatría: el Papa Romano

» No tomar en vano el nombre de YHWH

La sociedad a olvidado el nombre del Único Elohim, reemplazándolo títulos, tal como: el Señor. Por otra parte se toma a la ligera la palabra de alabanza en hebreo Haleluyah.

» Santificar el Shabbat o sábado

El occidental guarda el primer día de la semana, al que llama Domingo, que deriva de Dominicus, en culto al Señor Ba'al. De hecho en inglés directamente dicen Sunday, en alemán Suntag; es decir, Día del Sol Invicto. Esto es Derecho Romano y "panteón romano"; pues el Sol es la deidad adorada por el Imperio Romano.

» Honrar padre y madre

La Torah/Ley establece penalidades sobre los hijos que faltan a sus padres. En la sociedad occidental cristiana es al revés: se protege a los hijos, y no hay cierta legislación de obligación de respeto hacia padre, madre, y mayores en general.

» No cometer adulterio

El occidental a redefinido adulterio: para la Torah adulterio es cuando una mujer casada está involucrada. Para el occidental y su derecho, adulterio es también cuando un hombre se involucra con una mujer, aún soltera; y de hecho es causal de divorcio. Tampoco admite la poligamia, cosa que si está en el contexto de los Diez Mandamientos, es decir, del Libro de la Torah.

» No dar falso testimonio, no asesinar, no robar

Estos tres están regulados en el sistema occidental, en el sentido que no se puede matar, no se puede robar, ni se puede dar falso testimonio. Sí se difiere en la implementación, sobre todo en las penalidades. Para la Torah asesinato es pena de muerte (solo algunos países lo hacen). Para casos de falso testimonio también hay pena de muerte, y para casos de robo se exige restitución, sino ser vendido por el hurto. La sociedad occidental pena todo esto por medio de prisión.

» No codiciar nada de tu prójimo

Este mandamiento está descaradamente quebrantado en todo ámbito, pues la sociedad occidental es sensualista, y da mucha importancia la sentido de la estética, la belleza, el arte, y el consumo. Como consecuencia se exhiben la desnudez de la mujer, la intimidad de las parejas, y el portento económico que pudiere tener el hombre, de modo de causar más deseo, consumo, y por ende ¡Mucho más dinero en ganancias! La legislación occidental no protege a la gente del exhibicionismo, la pornografía, los mensajes de consumo masivo, etc.


 





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org