...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



La conspiración de satanás el diablo

por Leonardo Betetto



Las religiones son el principal vehículo de Satanás para negar las verdades de Elohim. Fijémonos nomás en la tentación en el desierto, cómo Satanás le dice a Yeshúa:

"Escrito está..." (Mt. 4:6).

Es decir, citando la Escritura, usando lenguaje religioso, y reclamando conocer la mente del Creador, desde el principio Satanás ha manipulado la mente y las emociones del ser humano, para llevar a la sociedad a creer cosas contrarias a las escrituras; distorsionando, camuflando, resaltando lo irrelevante, y llevando a crear alrededor de la verdad una maraña de mentiras, finamente entretejida para desviar al mundo hacia una falsa adoración. Solo por un cabal conocimiento de las escrituras, guiado por el espíritu de verdad, es como el hombre puede zafarse de tal maraña engañosa (Jn. 14:7).

La conspiración de satanás se materializa

La primera mentira que ha "institucionalizado" por medio de las religiones, es la misma con la que engañó a nuestra madre Eva, y esta es, la mentira de la inmortalidad, en lo conocido como la inmortalidad del alma.

Recordemos como contradijo al Creador:

Gn. 3:2-4 - "Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Elohim: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis..."

Esta fue la primera mentira, y la que ha calado hondo en las religiones, estableciéndose impíamente que la muerte no existiría, pues si el alma es inmortal, es absolutamente un sin sentido el plan de la redención, el cual consiste precisamente en superar la la muerte. Elohim había decretado que el pecado traería aparejado la muerte para esa alma que es el hombre; sin embargo la religión ha descaradamente negado esta verdad, inclusive llegando al punto de establecer que el mismo Cristo continuó con vida luego de morir, predicando en el "inframundo". ¿Qué sentido tiene la resurrección si la muerte no existe? Es por tanto esta un ataque al centro del evangelio, y la doctrina corriente en entre católicos y evangélicos, así como en el paganismo.

La buena nueva de Elohim consiste precisamente en anunciar que la vida ha vencido sobre la muerte en Yeshúa, pero... Haremos la misma pregunta de otro modo: ¿Qué sentido tiene predicar la victoria sobre la muerte si resulta que el alma es inmortal? Se denota como Satanás se burla de Elohim por medio de la religión, donde la inmortalidad inherente es algo corriente.

La simiente de la mujer

El segundo objeto de ataque de parte del diablo ha sido la simiente de la mujer, la cual declaró Elohim que aplastaría su cabeza:

Gn. 3:15 - "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza..."

Pero vemos como ha tenido éxito a la hora de deformar en el mundo esta grande verdad, que sería la simiente de la mujer la que destruiría su cabeza, esto es, su aparato conductor. Yeshúa aplasta esa maquinaria mentirosa trayendo la verdad, y sacando a luz la mentira. Por ello el diablo ha deformado el concepto sencillo de lo que es simiente de la mujer, esto es, un hombre, pues una mujer no puede producir por simiente un ser híbrido humano-divino, ni un hombre-Elohim. Por ello Satanás no quiere que usted sepa que Cristo es en su totalidad un hombre, manipulando las emociones religiosas de los seres humanos, quienes piensan que honran grandemente a Cristo al hacerlo un ser divino, cuando no se dan cuenta que es precisamente ese postulado que lo desacredita de acuerdo a la promesa hecha por Elohim al principio a la mujer.

Un falso Cristo

Luego el diablo ataca nuevamente la verdad, al establecer que el Cristo no es descendiente del rey David, al sacar de escena a José, quien era efectivamente el que le transmitiría esta importante ascendencia por medio de su paternidad biológica. Es así por tanto el cristo predicado por la religión imperante un cristo falso, pues ni es un hombre, ni desciende del rey David; no siendo un ser humano, y no siendo hijo de José, entonces es absolutamente un ser mitológico, algo irreal creado por su propia perversa mente diabólica. De hecho, es un inútil, pues no solo no es un hombre, ni tampoco Cristo, sino que además vino a destruir una muerte que nunca existió, pues el alma sería inherentemente inmortal. ¿Se ve la perversa maniobra?

La exaltación del hombre

La siguiente maraña engañosa la teje el diablo en relación a quienes heredarán las cosas: ¿Por qué? Por la sencilla razón de que el ser humano será quien reemplazará su potestad de muerte, en la cual quedó sepultado por decreto de Elohim: "polvo comerás todos los días de tu vida" (Gn. 3:14). De modo que ha sembrado la idea falsa de que el hombre no llegará nunca nada, burlándose de la verdad estableciendo en sus falsas religiones que la promesa de vida y prosperidad están en el cielo inmediatamente luego de morir, lo cual es falso, pues el hombre tiene potestad sobre el mundo luego de la resurrección, no luego de la muerte en el cielo, de hecho, según dicen, para estar junto a Elohim en el cielo sin dominio sobre la tierra.

1 Cor. 6:2-3 - "¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?"

Los santos son dueños de juzgar al mundo, inclusive a los ángeles, ¿cuáles ángeles? Los ángeles aliados de Satanás; por eso es que el diablo está tan resentido con Elohim y con los seres humanos, especialmente con Elohim, pues Elohim dará al hombre el poder de juzgarlo a él mismo, cuando resuciten los santos. Los seres humanos estamos destinados a ocupar posiciones que el diablo y sus aliados "caídos" han estado ocupando en esta era; de allí el interés que ha tenido en deformar doctrinas tan básicas para un cabal conocimiento de la verdad.

Los mandamientos

El siguiente zarpazo el dragón lo lanza contra los mandamientos de Elohim: noten como las religiones han reemplazado paulatinamente la Torah o Ley de Moisés por mandamientos de hombres y doctrinas paganas. ¿Conoce alguna doctrina que diga que ya no están en vigencia los mandamientos de la Ley de Elohim? Así vemos de nuevo como por la religión se niega tan grande camino.

El último punto que vamos a citar de esta conspiración, es como el diablo ha desfigurado en el mundo la noción del Único Elohim Verdadero que revela Cristo. Y mencionaremos la maraña engañosa que el Cristianismo mismo ha producido por medio de su "teología" sobre Elohim, llevando a adorar algo que no tiene nada que ver con Elohim, en este caso, la famosa Santísima Trinidad, donde se eleva al nivel de Elohim a Cristo, y se agrega una tercera persona, pero todos un mismo Elohim. Este no es el verdadero Elohim de la Biblia, y que nos revela Cristo, al cual identifica solamente como a Su Padre, y que además es Su Elohim.

Y así, podríamos seguir citando las mentiras con las cuales a engañado por medio de las religiones, pero en mi posición en particular quería comentar con ustedes estas, las cuales atacan el punto central en cuestión desde el principio.

1. Quién es el Creador.
2. La realidad de la muerte en la que cayó el hombre, y la realidad de la vida que luego adquiere.
3. La obra del Cristo (la simiente de la mujer).
4. La abolición y reemplazo de los mandamientos de Elohim.
5. El gobierno de los santos de Elohim, esto es Israel, que es una forma también de la victoria de la simiente de la mujer.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org