...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



El culto sagrado es solo para el Padre Celestial

por Leonardo Betetto


Las escrituras de la Biblia nos muestran que solo el Padre Celestial es quien recibe culto, servicio sagrado, y adoración religiosa. El Cristo recibe homenaje, honor, honra, poder, gloria, y hasta alabanza, lo cual es distinto.

Si a usted esto le parece una herejía, casi seguro que se debe a que ha estado en un ambiente de creencias trinitarias, esto es, la creencia en que Elohim es una Trinidad de tres personas divinas que son Elohim. Entonces así, si el Cristo es Elohim, entonces estaría recibiendo culto al igual que el Padre. Elohim no son tres personas divinas, sino una sola persona, es decir, el Elohim Padre, YHWH (Yihwéh: El -que- Estará) (Dt. 6:4). Los trinitarios han elevado al nivel del Elohim a Yeshúa, siendo que el jamás se hizo igual al Padre, declarando que el único Elohim verdadero es su Padre:

Juan 17:3 - "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Elohim verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado."

Por su parte, también es cierto que hombres reciben el título de Elohim, tal como lo alcanzó Moisés (Éx. 7:1); también son llamados Elohim los hijos de Elohim (Salmo 82:6). Desde luego Yeshúa se hizo a si mismo un Elohim, por ende, al declarar que era hijo de Elohim (Juan 10:36). Pero este título aplicado a hombres denota el poder con el cual son embestidos, no pueden compararse ni remotamente a Aquel que creó todas las cosas, y es el Todopoderoso. El entrega a hombres este título como parte del ministerio de las cosas y Su justicia.

El Sumo Sacerdote no puede recibir culto

Por su parte, las escrituras nos enseñan que Yeshúa es el mediador entre Elohim y los hombres:

1 Timoteo 2:5 - "Porque hay un solo Elohim, y un solo mediador entre Elohim y los hombres, Jesucristo hombre."

Y es otro ejemplo de que solo hay un Elohim, y además que siendo Yeshúa el mediador, no puede recibir culto, sino que es mediador en el culto, como todo sacerdote. El adorar al sacerdote igual que al Elohim para el cual está sirviendo y mediando, es sin duda un acto de idolatría, al igual que convertir en una persona divina al espíritu santo y darle culto. Es así el trinitarismo y cualesquiera de sus variantes un acto de idolatría. También esta escritura nos dice que Yeshúa es un hombre, ¡No un Elohim hombre! Como erróneamente establece la doctrina de la Trinidad.

Así, Yeshúa tiene el sacerdocio según el orden de Malquisedec (Heb. 5:6). Esta palabra significa en hebreo: "Mi Rey Justo". Como es sabido, Yeshúa es un Rey, de modo que como tal recibe la alabanza correspondiente, pero, una vez más, es blasfemo decir que reciba culto.

Para saber mas sobre la herejía de la Trinidad, sírvase consultar:

 www.debarim.org/trinidad.htm

Para expandir más, entonces, de qué es lo que reciben el Padre y el Hijo, les invito a analizar las escrituras en hebreo y griego, de manera que sabiendo el significado de las palabras implicadas, y su uso, llegaremos a alguna conclusión útil para nuestra fe y culto.

Postrarse no es dar culto

Para este cometido, veremos las palabras hebreas y griegas implicadas, esto es, la escritura en hebreo del Antiguo Testamento (Tanaj), en griego según la Septuaginta de dicho Antiguo Testamento, y del Nuevo Testamento en griego.

Las palabras hebreas y griegas utilizadas para postrarse son varias, indicando el caer o inclinarse rostro en tierra; sobre todo es utilizada una, que es shajá, que deriva de una raíz que significa deprimir, postrarse, arrodillarse, rendir reverencia, por implicancia: adoración.

Veremos unos casos donde aparece:

Bereshit/Gn. 18:2 - "Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra."

...24:48 - "y me incliné y adoré a Jehová, y bendije a Jehová Elohim de mi señor Abraham, que me había guiado por camino de verdad para tomar la hija del hermano de mi señor para su hijo."

...33:3 - "Y él pasó delante de ellos y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano."

Vemos en estos pasajes de la torah, donde se usa el verbo hebreo antedicho, que el acto de inclinarse se aplica tanto a un hombre, como a ángeles, como a Elohim mismo. En otras palabras, el acto de inclinarse no nos dice nada de lo que hay en el corazón y pretende hacer el que lo ejecuta, y es por ello que Reina Valera 1960 traduce en Gn. 24:48 como "adoré", siendo que la palabra hebrea es la misma. Otras versiones no traducen así, sino que destacan solo el acto de postrarse en reverencia.

En el caso del idioma griego, existe un verbo que es proskuneo, el cual sería el equivalente a su par en idioma hebreo que hemos estado viendo. Aparece en los ejemplos citados, y también aparece por supuesto en otros pasajes de la Septuaginta, y el Nuevo Testamento. Por cuestiones de practicidad, y didáctica, citaremos solo ejemplos de donde se utiliza:

1 Dibrey haYamim/Cr. 21:21 - "Y viniendo David a Ornán, miró Ornán, y vio a David; y saliendo de la era, se postró en tierra ante David."

Bereshit/Gn. 24:26 - "El hombre entonces se inclinó, y adoró a Jehová."

Rev./Ap. 3:9 - "He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado."

En estos pasajes se utilizan los verbos tanto en hebreo shajá (para el Antiguo Testamento), como en griego proskuneo (para ambos); sin embargo tienen distinta connotación dependiendo de ante quién sea dicha acción. La última cita traduce como "adoró", puesto que la actitud fue ante YHWH. Sin embargo otras traducciones no dicen "adoró", sino que, de nuevo, solo acotan el acto de postrarse en reverencia.

Veamos:

"Y el hombre procedió a inclinarse y postrarse ante Jehová." (Versión del Nuevo Mundo).

"El hombre, estando bien complacido, inclinó su cabeza y se postró delante de YAHWEH."
(Traducción Kadosh Israelita Mesiánica).

En el Nuevo Testamento, también vemos como los hombres ejercen la actitud de postrarse en reverencia ante Yeshúa, pero no por ello recibió culto en tal acto, así como lo han traducido ciertas versiones de las escrituras siempre como "adorar", quizás influidos previamente con el preconcepto de que Jesús es Elohim (Santísima Trinidad). De hecho, hasta la palabra "adoró" podría interpretarse fuera de un contexto de culto, pues así es como han traducido la palabra griega que indica postrarse algunas versiones:

Rev./Ap. 3:9 - "He aquí, yo doy de la sinagoga de Satanás, los que se dicen ser Judíos, y no lo son, mas mienten: he aquí, yo los constreñiré a que vengan, y adoren delante de tus piés, y sepan que yo te he amado." (Reina Valera 1865).

Sin embargo, sería incorrecto y blasfemo decir que estas personas que se inclinarán ante quienes ha amado Yeshúa sea en un contexto de culto, pues sería idolatría muy claramente.

Pero... ¿Qué palabras son realmente las que indican culto, servicio sagrado, y veneración religiosa? El acto de culto indica evidentemente algo más que el hecho de postrarse en reverencia ante alguien. El inclinarse tan solo ante un ídolo es considerado directamente un acto de idolatría.

Shemot/Éxodo 20:5 - "No te inclinarás a ellas, ni las honrarás..."

"No debes inclinarte ante ellas ni ser inducido a servirlas..." (Versión del Nuevo Mundo).

Y es aquí donde aparece el verbo hebreo implicado (donde hemos subrayado) en el culto y el servicio sagrado, que es abád. Este verbo indica cultivar, trabajar, servir, y por ende, aplicado a Elohim o a los ídolos es adorar, y dar culto. Es decir, es un trabajo dedicado con carácter sagrado, del cual solo es digno el Creador.

¿Qué nos enseña Yeshúa sobre el culto?

Mattityahu/Mateo 4:8-10 - "Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Elohim adorarás, y a él sólo servirás."

Este pasaje resume lo que hemos estado viendo hasta ahora. Cuando Satanás le pide a Yeshúa que se postre y le adore, el verbo griego es proskuneo, indicando básicamente el acto de inclinarse, lo cual vimos que hacerlo ante un ídolo es directamente idolatría. Y luego Yeshúa responde, que a YHWH se debe ejercer el acto de proskuneo, y solo a el se le debe servir. En este segundo caso proskuneo en un sentido de exclusividad lo dice en el contexto de la idolatría, es decir, que el inclinarse en actitud de culto solo debe ser ante YHWH. Por último usa una palabra que se aplica solo a YHWH, y es la palabra griega latreúo. Esta palabra griega es el equivalente a la hebrea abád.

Palabras en griego para culto sagrado

Existen otras palabras específicas en griego, tales como sébomai, y sebázomai, las cuales se aplican solo a los ídolos, y a nuestro Elohim Padre, jamás a Yeshúa.

Veremos un pasaje donde se usan tanto sebázomai, como latreúo:

Romanos 1:25 - "ya que cambiaron la verdad de Elohim por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén."

Y Pablo nos dice que la actitud de idolatría del hombre es en lugar de honrar y dar culto al Creador. ¿Quién es el Creador? El Padre YHWH.

Culto es distinto a alabanza, honra, gloria y poder

Por último analizaremos qué nos muestra el libro del Apocalipsis, ya que hay una visión celestial de lo que allí acontece. Se denota a Uno que está sentado en el trono, que es el Padre, ya que a Yeshúa se lo representa como a un Cordero delante del mismo. Y al espíritu santo se lo describe como siete cuernos y siete ojos que tiene el Cordero, o bien inicialmente como siete lámparas de fuego delante del trono.

Rev./Ap. 5:13 - "Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos."

En primer lugar diremos que no se da este acto a las siete lámparas de fuego, lo cual denota a todas luces que no son una persona divina, como establecen los trinitarios. Luego tanto a Elohim como al Cordero se les da: alabanza, honra, gloria y poder, pero esto no es culto o servicio sagrado, sino un acto de alabanza para ambos. Esta condición de glorificación para Yeshúa le hace superior a los ángeles (Heb. 1:4).

La adoración y sacro culto se dirige solo al Padre: YHWH

La instancia que se menciona culto en el libro del Apocalipsis, aparece aplicada solo al Padre:

... 22:3 - "Y no habrá más maldición; y el trono de Elohim y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán."

Aquí aparece de nuevo nuestra palabra griega latreúo. Por lo que concluimos que solo Elohim recibe el culto y el servicio.

Otras versiones dicen:

"... Sus siervos lo adorarán." (Nueva Versión Internacional).

"... y sus esclavos le rendirán servicio sagrado." (Versión del Nuevo Mundo).

En conclusión:

La honra, el homenaje, la reverencia, inclusive cayendo en tierra, pueden ser hechas ante hombres, ángeles, ídolos, Elohim, y el Cristo. Ninguna acción está indicando en caso de hombres, ángeles, y Yeshúa, culto y servicio sagrado.

El servicio sagrado en veneración religiosa solo se aplica al Padre Celestial, o en su defecto a los ídolos, en el caso de la idolatría.

La palabra en griego que indica homenaje y reverencia, ha sido traducida en algunas versiones como "adorar" cuando se trata de Yeshúa, quizás con la intención de poner en relieve que es igual al Padre. 





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org