...me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)
Contacto
Propósito
Autor
Inicio




Puedes escuchar este material en audio utilizando este control





Para visualizar este documento en formato PDF, haga clic en la siguiente imagen





Participa de nuestro foro de charlas bíblicas, y debates teológicos





Utilice la mejor herramienta para el análisis y estudio de las escrituras





Visualice temario de nuestra web



Apocalipsis 2: El mensaje a la iglesia de Tiatira


por Leonardo Betetto


Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de analizar estas profecías del Apocalipsis, es que, en efecto, se trata de mensajes dirigidos a iglesias, no a todo el mundo. Esto valga ser aclarado, debido al hecho que hay quienes asumen que se trata de mensajes dirigidos a personas incrédulas que todavía no forman parte de la Iglesia de Cristo, y por tanto suelen usar sus frases para hacer misionerismo fuera de la Iglesia.

El mensaje a la iglesia de Tiatira, en Apocalipsis 2:18-29, tiene una especial connotación contra la cristiandad apóstata, si lo analizamos detenidamente.

El pasaje:

"Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Elohim, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias."

Veremos algo sobre la literal Izebel/Jezabel, pues en este pasaje está usado su nombre en un sentido simbólico de la prostitución espiritual, y veremos cuál fue la prostitución espiritual de Jezabel, la esposa del rey Acab (1 R. 16:30-31), quien edificó altar a Ba'al, y se postró ante él.

La histórica mujer Jezabel

Jezabel fue una mujer impía que persiguió a los profetas de YHWH (Yihwéh: El -que- Estará), y sustentó a los profetas de Ba'al (significa Amo o Señor en español). Ajab/Acab había contraído matrimonio con una mujer gentil pagana, y se había desviado su corazón en pos del ídolo, al cual había incluso erigido templo. En el relato bíblico vemos a Eliyahu/Elías, profeta de YHWH, contender con cientos de profetas de Ba'al, de modo de manifestar cual era el Elohim/Elohim verdadero (1 R. 18:21-39). Elías el profeta desenmascaró a los falsos profetas, o mejor dicho, al falso Elohim Ba'al, pues llegada la hora del sacrificio, fue YHWH Quien se mostró, dejando por mentirosos a los profetas del ídolo citado.

Por su parte, Ba'al fue el Elohim de la fertilidad, adorado por los cananeos, cuya parte del culto era edificar altares en lugares altos; de allí la mención en la Biblia a los lugares altos como símbolo de la idolatría. En aquella época se llamaban las ciudades con el nombre de Ba'al como prefijo, y luego otra referencia. Así teníamos a Ba'al-Peor, Ba'al-Sefón, etc. Ba'al, por tanto, tenía especial connotación con la creencia de las pascuas floridas, pues se consideraba que resucitaba para esa época, instancia del resurgimiento de la vida en primavera. De allí el término de "pascuas floridas".

Por la época antigua, entonces, el Elohim Ba'al se habría erigido como el contrapuesto del verdadero y único Elohim YHWH, el Elohim de Israel.

El profeta anuncia:

Yirmeyahu/Jer. 11:11-13 - "Por tanto, así ha dicho YHWH: He aquí yo traigo sobre ellos mal del que no podrán salir; y clamarán a mí, y no los oiré. E irán las ciudades de Judá y los moradores de Jerusalén, y clamarán a los dioses a quienes queman ellos incienso, los cuales no los podrán salvar en el tiempo de su mal. Porque según el número de tus ciudades fueron tus dioses, oh Judá; y según el número de tus calles, oh Jerusalén, pusiste los altares de ignominia, altares para ofrecer incienso a Baal."

La Jezabel moderna

Lo importante de destacar de todo esto, es que la Iglesia Cristiana actual no ha dejado el culto al Elohim Ba'al, al cual le rinden honor el 25 de diciembre, en la famosa navidad, y en las pascuas floridas, pues la verdadera pascua en la que padeció el Señor Yeshúa fue la Yehudy/judía (Pesaj de YHWH), no la que se instituyó siglos luego, tomando como iniciativa la fiesta de los pueblos idólatras, y todo con el fin de no parecerse a los judíos.

Todos saben cómo el Cristianismo ha dejado las fiestas bíblicas en pos de fechas paganas. Lo que muchos no ven o se niegan a ver es que dichas fechas son en efecto paganas, y por ende parte del culto al Elohim que estamos analizando. La escritura nos dice que entre Elohim y Ba'al no hay relación alguna. El Elohim verdadero no da Su gloria y esplendor a las tinieblas. Los que hoy tributan culto en fechas paganas sin duda están doblando su rodilla a un Elohim ajeno, quebrantando el primer mandamiento de todos, que dice que no hay que tener otros dioses delante de YHWH. El culto a la Santísima Trinidad también es un hecho en esta desviación; pues jamás la Biblia enseña semejante deformación del único Elohim verdadero, al cual Cristo identifica claramente como a Su Padre (Jn. 17:3).

La parcialidad del cristiano advertido

Muchos cristianos verdaderos ven esto en la iglesia a la cual asisten, sin embargo ellos toleran esta fornicación espiritual, y es el motivo por el cual Cristo tiene un reproche para hacerles. Ellos saben que está mal lo que se hace, pero le hacen la vista gorda; confunden tolerancia con indulgencia. Ellos le permiten a su asamblea la fornicación espiritual; y a la vez hacen tropezar a otros hermanos quienes caen en pecado. Veamos nomás lo que dice: "...que toleras que esa mujer Jezabel..." Esta tolerancia es claramente vista como un pecado por Elohim.

Dice el pasaje "...enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos..." Fornicar espiritualmente hablando es dejar al esposo verdadero, que es Cristo (título compartido de YHWH con su Mashíaj), y andar en pos de la idolatría, fornicando así espiritualmente. Comer cosas sacrificadas a los ídolos es una forma de figurar la participación en cultos a ídolos. Un ejemplo concreto sería como el cristiano consciente de donde está, permite que se coma el pescado del viernes santo, o bien la cena de navidad, las cuales son comidas dedicadas al Elohim falso Ba'al. Otro ejemplo concreto de esta comida idolátrica es la misa, donde se sacrifica al cristo Ba'al en la hostia una y otra vez, y se lo dan a comer a los creyentes.

Pocos ven que en realidad el cristo que adoran no es el Señor Yeshúa, y digamos esto muy especialmente por el hecho claro de que el Señor jamás indicó adorarle y darle culto. Las traducciones trinitarias han vertido los pasajes donde dice que se postraron ante Jesús, como "le adoró..." cuando la palabra griega implicada no indica adoración religiosa, sino solo eso, postrarse en reverencia, tal cual corresponde ante el Rey que es Yeshúa; pero jamás Cristo se hizo dar culto, sino que nos enseña que al único que le debemos culto es a YHWH (Mattityahu/Mt. 4:10; Lc. 4:8). Y es la razón también del fracaso del cristianismo de anunciar a los judíos, pues ellos saben que el culto es solo para Elohim YHWH, no para una Trinidad, donde "Jesús es Elohim".

El castigo a Jezabel, la gran prostituta espiritual

Pero este problema no permanecerá impune para siempre:

"...He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella..."

Dice el Señor que le ha dado tiempo a Jezabel para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse. El Cristianismo ha tenido siglos para reconocer su error, pero resulta que insiste en su sistema perverso y engañoso de culto, adorando a Baal en forma encubierta, y a menudo ni siquiera así, sino descaradamente celebrándolo en sus propias festividades, como las ya citadas de las pascuas, y la navidad. Inclusive estamos dejando de lado otro día claramente solar, que es el Domingo.

El castigo que le espera a Jezabel es exactamente el que menciona el mismo libro del Apocalipsis para la Gran Ramera:

...18:4 - "...Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas..."

Aquí vemos claramente dos de los postulados del mensaje a Tiatira:

  • Salir de ella para no participar de sus pecados: el cristiano que ve el pecado de Jezabel debe advertir a sus hermanos de no participar de lo mismo; lo que se traducirá en salir de ella.

  • No recibir sus plagas.

Y son estas plagas la que producirán la gran tribulación para Jezabel, la cual se llevará consigo a aquellos que adulteren con ella, si no se arrepienten de las obras de ella. Elohim da castigo a la ramera, pero invita a aquellos que adulteran con ella a arrepentirse también, así como le dio tiempo suficiente a Jezabel.

El cristiano motivado por la sana doctrina y la verdad, debe exhortar y testificar de la verdad a aquel que sigue celebrando estas festividades, y participando de creencias corruptas; lejos de hacerle la vista gorda, tal cual hacen, y por lo cual el espíritu les reprocha.

Luego tenemos:

"Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras."

Note que Yeshúa se presenta al principio del mensaje a esta iglesia como: "...el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido..."

Y esto guarda estrecha relación con lo que dice luego "que escudriña la mente y el corazón..." Los ojos como llama de fuego son una forma de mostrar la luz que alumbra en las tinieblas de la confusión espiritual en que anda la iglesia de hoy. No hay obra que no le sea manifiesta al Hijo de Elohim:

Mattityahu/Mt. 10:26 - "...porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse."

El bronce bruñido nos da la idea de la purificación de los metales por fuego, lo cual saca a relucir el metal en estado puro:

Bamidbar/Nm. 31:23 - "todo lo que resiste el fuego, por fuego lo haréis pasar, y será limpio..."

1 Cor. 3:15 - "Mas aquél, cuya obra quede abrasada, sufrirá el daño. El, no obstante, quedará a salvo, pero como quien pasa a través del fuego."

La destrucción de la Gran Babilonia

Todo aquello que esté corrompido en la Iglesia será abrasado por el fuego, y para ello el calor del mismo, en sus llamas abrasantes, se expresa por un espíritu capaz de sondear la mente y el corazón de cada creyente, para ver que hay realmente en él.

Por ello dice luego:

"...y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón..."

Siguiendo, además:

"Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga."

"Esa doctrina..." es una referencia directa a la doctrina apóstata que prevalece en la asamblea, a la cual llama como: "las profundidades de Satanás...". El espíritu no les impondrá a los verdaderos cristianos nada más que "soportar" esta carga de ver a los hermanos cayendo en un falso culto, y tratándose ellos de mantenerse lejos, en la medida que con amor los exhortan a salir de ese sistema de adoración pervertido. Les dice que retengan todo ese tesoro doctrinal, y el verdadera Torah y Evangelio, hasta que venga.

"...Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones..."

La perseverancia del cristiano verdadero

Guardar estas obras hasta el fin, vimos que es perseverar en el evangelio verdadero, el cual está corrompido por el sistema apóstata cristiano, desviándose de la Torah de YHWH. Los verdaderos creyentes tendrán que sobrellevar esta situación bajo apercibimiento del sistema corrupto de ser herejes, de modo que su autoridad sobre la Iglesia caída se verá reducida, hasta el punto de la excomunión. Para la mayoría, esto no pasará de una intensa labor misionera de hacer ver a sus hermanos el gran error en el que han caído. Pero hay una recompensa: el Señor dice que esto no será así cuando el venga, pues le dará nada más ni nada menos que autoridad sobre las naciones. Todo lo cual nos enseña que el Señor es justo, y da a cada uno según sus hechos.

Dn. 7:27 - "y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán."

La estrella de la mañana, que menciona al final, es el llamado lucero, que alcanza su máximo brillo antes del amanecer. Cuando el reino de las tinieblas pase, el reino de Satanás que todavía reina en este mundo, finalmente vendrá para afirmar su autoridad el Hijo de Elohim, y reclamará la autoridad sobre las naciones para los hijos de Elohim, o los santos de haElyon/el Altísimo.

Como positivo de parte de ellos, el espíritu señala lo siguiente:

"Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras."

En contraposición a la tolerancia negativa que tiene por lado contraproducente la actitud de este creyente, está el lado de las obras, el amor, la fe, el servicio, y la paciencia que muestran en la asamblea. Sus obras siguientes son mayores que las primeras, es decir, las buenas obras de estas personas siempre han ido en aumento. Es un factor distintivo de ellos el trabajar arduamente por su fe, y amor. Es precisamente el servicio el que se destaca, el cual puede llegar al punto de desviarse de foco, y procurar más el agrado del hermano que el de preservar pura la doctrina de Elohim, y es de lo que hemos estado hablando en el presente.





(c) 2017 Leonardo Betetto / Debarim - Dedicado a: YIHWEH Tzebaot
http://debarim.org